Publicidad
Los trabajadores de Compostilla llevan su protesta a León

Los trabajadores de Compostilla llevan su protesta a León

ACTUALIDAD IR

R. Álvarez | 25/10/2019 A A
Imprimir
Los trabajadores de Compostilla llevan su protesta a León
Transición Energética Reclaman proyectos alternativos al cierre, así como una negociación del convenio colectivo que les sea más favorable
Los trabajadores de la térmica de Compostilla trasladaron este viernes su protesta a León. Reclaman proyectos alternativos al cierre, así como una negociación del convenio colectivo que les sea más favorable y, mientras esto no llegue, están dispuestos a seguir peleando. El lugar elegido fue la calle frente al Hotel Conde Luna, donde se celebraba una jornada por parte de Endesa en la que la compañía presentaba su proyecto ‘Futur-e’, con el que espera captar iniciativas empresariales que estén dispuestas a instalarse en las dependencias de la térmica y generar empleo, una medida que no convence a sus actuales empleados.

El presidente del Comité de Empresa de Compostilla, Juan Sobredo, advirtió que en este plan «en ningún momento hay inversiones ni proyectos que vaya a acometer la propia Endesa», cuando consideran que esa debe ser su «responsabilidad». «Endesa tiene que presentar sus propios proyectos y acometerlos. Les hemos planteado proyectos que podrían ser viables y no se han dignado a mirarlos y pretenden pasar su propia responsabilidad a los demás, a ver si alguien se hace cargo de unas instalaciones que son tremendamente costosas de desmantelar y acometer algún tipo de proyecto», dijo. Además, para esa captación de empresas advirtió que El Bierzo tiene ya «bastantes polígonos sin cubrir en su totalidad y allí se podrían instalar esos proyectos».

La versión de Endesa

La opinión contraria la defendió el director territorial de Endesa para el noroeste, Miguel Temboury, para el que esta protesta «no está justificada». Tal y como señaló, «tenemos que tener en cuenta que la central todavía no está cerrada, sino que se ha presentado una solicitud de cierre que el Ministerio de Transición Ecológica tiene que autorizar todavía». Del mismo modo, añadió que «la central sigue estando disponible y seguimos teniendo en este momento 125 trabajadores propios y 70 de contratas trabajando todos los días». Así, incidió en que «más no se puede correr. Hay que obtener el cierre, preparar los plazos de desmantelamiento de la central y, en paralelo, buscar un proyecto empresarial que quiera hacerse con el emplazamiento, pero no estoy de acuerdo con que no se estén haciendo las cosas debidamente».

Encierro

El presidente del Comité de Empresa añadió también que el encierro en la térmica lo van a mantener «con carácter indefinido» hasta que la empresa dé un paso adelante, porque aseguró que lo que está haciendo ahora «no es negociar con buena fe, sino beneficiarse de una ley injusta» y, respecto al convenio, afirmó que se sigue llamando a compañeros «para decirles lo mismo y no moverse ni un ápice» y, de hecho, consideró que «la última propuesta baja la inicial y no estamos dispuestos a consentirlo».
Volver arriba
Newsletter