Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Los trabajadores de Alcoa llegan a León defendiendo sus empleos

Los trabajadores de Alcoa llegan a León defendiendo sus empleos

ACTUALIDAD IR

Imagen de vídeo
C.C.L. | 15/06/2019 A A
Imprimir
Los trabajadores de Alcoa llegan a León defendiendo sus empleos
Laboral La 'marcha del aluminio' ha culminado este sábado su tercera etapa entre La Robla y León / Les acompaña la incertidumbre sobre el futuro de las plantas de Avilés y A Coruña
La ‘marcha del aluminio’ atraviesa desde este sábado tierras leonesas. Un grupo de trabajadores de la planta asturiana de Alcoa ha iniciado una ruta desde Avilés hasta Madrid en la lucha por mantener sus empleos después de que la compañía anunciara el cierre hace varios meses. Desde La Robla, donde han recibido el apoyo de decenas de vecinos y del propio alcalde, Santiago Dorado, han recorrido más de 26 kilómetros por la N-630 hasta llegar a la capital leonesa, donde son arropados por representantes políticos y sindicales en un acto convocado frente a Botines.

En la caminata les acompaña la incertidumbre por el futuro de la industria de producción primaria de aluminio. Tras meses de negociaciones, en la actualidad tan solo un fondo de inversión suizo está dispuesto a hacerse con las plantas de Alcoa en Avilés y A Coruña y dar continuidad laboral a los trabajadores. También creen que el Gobierno no ha puesto todo de su parte para apoyar la llegada de una alternativa empresarial a las plantas.

Este domingo la marcha continúa con la cuarta etapa que irá desde Cimanes de la Vega hasta Benavente.

En busca de un inversor

El presidente del comité de empresa de Alcoa, José Manuel Gómez de la Uz, explicó que en estos momentos se mantienen paradas las sedes de electrolisis, “el corazón de la empresa”, de manera que si no se consigue un inversor “que dé una solución para los cortes eléctricos que lastran la fábrica”, el día 30 de junio se producirán los despidos de dos tercios de una plantilla total de 300 personas.

José Manuel Gómez de la Uz explicó que los trabajadores están a la espera de que llegue “un posible inversor que prometió el Estado buscar en los últimos meses”, mientras que solamente hay un inversor “que no da ninguna garantía de futuro para el cien por cien de la plantilla”.

Del mismo modo, se esperan que se lleve a cabo una reunión con el Ministerio de Industria comprometida hace ya una semana pero de la que aún se desconoce fecha, por lo que Gómez de la Uz sospechó que “están esperando a que el inversor compre para poder decir que ésta es la solución, dar la patada al balón hacia delante y al final engañarnos”.

La llegada de los trabajadores a Madrid está prevista el día 24 de este mismo mes, donde llevarán una manifestación hasta el Ministerio de Industria, para reivindicar su posición y el recibimiento “para ver si de verdad ellos tienen alguna solución”.
Volver arriba
Newsletter