Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Jueves, 21 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

"Los tatuajes ya no imponen"

"Los tatuajes ya no imponen"

CULTURAS IR

Imagen de vídeo
Sergio Jorge y Laura Pastoriza | 12/07/2015 A A
Imprimir
"Los tatuajes ya no imponen"
Esto en mi barrio es pelea Alfredo Arias, Minipunk, es uno de los tuiteros más conocidos de León por su frenética actividad en las redes, pero también por las denuncias que hace por medio de ellas o los consejos que da a sus seguidores
–¿Ha apagado el móvil?
–No, pero lo he puesto en silencio.

–¿Cómo hay que llamarte, Alfredo Arias o Minipunk?

–Las dos opciones son válidas. Minipunk es el apodo que me pusieron en el instituto, todos mis amigos me llaman Mini, incluso mis hermanos si están de buen humor. Alfredo es más serio, pero yo soy poco serio, me gusta ser más coloquial, el apodo es más cercano.

–Era el albañil más conocido en el ciberespacio. Ahora es taxista. ¿Qué será lo siguiente?

–No paro mucho tiempo en la misma cosa. La motivación no es económica, es casi la ‘Canción del Pirata’ de Joaquín Sabina, lo de todas las vidas que puedes elegir. Me surgió la oportunidad de coger un taxi y lo he cogido. No me voy a jubilar aquí, pero no sé qué será lo próximo.

–¿De dónde saca tiempo para tanta presencia en las redes?

–Buscando los huecos y las wifis que encuentro por el camino.

–Ahora es más sencillo, pero antes no tanto porque no tendría tanto tiempo.

–Me he encontrado la sorpresa de que es justo al contrario. En la obra tienes tus descansos, tu horario. En casa tenía muchas horas que podía dedicar al ordenador. Ahora haces más horas en el taxi, las wifis no van bien, la conexión se cae...

–¿No tiene miedo de que la Policía le multe por sacar fotos conduciendo?

–He hablado con ellos y normalmente entienden que si estás parado en un semáforo puedas hacer una foto si no hay peligro. Alguna colleja sí me han dado. Tengo una multa porque hice una foto al radar, y me llegó por utilizar un dispositivo electrónico al volante. Y había aparcado.

Los albañiles dicen piropos. Los taxistas escuchan la radio. Y Minipunk…
Minipunk tuitea.

–¿No teme una demanda por publicar fotos de gente sonriendo?

–Les pido permiso a todos y cada uno. Algunos me preguntan qué cuándo les voy a sacar a ellos.

–¿Es capaz de desconectar del móvil en algún momento?
–No. Realmente me cuesta mucho, no encuentro motivación para apagar el móvil.

Y siempre activo en las redes sociales.
–Sí, para mí el móvil es Twitter, Facebook, Whatsapp y el correo electrónico. Y en última instancia, el teléfono.

¿Para qué sirven las redes sociales?
–Es una herramienta para cháchara, para rumor, chistes, pero de márketing también, para informar. Es el uso que le quieras dar, para cotilleo o información.

–No serás de los que se llevaría un móvil a una isla desierta.

–Sí, imagina tuiteando en la isla.

–¿Cuánto ha ligado en internet?

–Ligar, ligar cero. Pero sí he tenido celos, porque hay gente que me dice: «Como te veo que te escribes con ésta, que tengo yo algo con ella…».

–¿Y cuántas peleas has tenido?

–Muchísimas, me he llevado muchas curas de humildad.

–¿Enseña los tatuajes?

–Sí, pero ya no imponen. Todos los futbolistas los tienen y ya no dan miedo.
Volver arriba
Newsletter