Publicidad
Los secretos de la Cueva de Llamazares, al descubierto

Los secretos de la Cueva de Llamazares, al descubierto

ACTUALIDAD IR

Formación de estalactitas en la Cueva de Llamazares. | L.N.C. Ampliar imagen Formación de estalactitas en la Cueva de Llamazares. | L.N.C.
L.N.C. | 04/11/2021 A A
Imprimir
Los secretos de la Cueva de Llamazares, al descubierto
Ciencia Investigadores de la ULE estudian 'Gota a gota' el origen, evolución y estado actual de la cavidad
Investigadores y especialistas de las universidades de León y Granada y del Instituto Geológico y Minero de España han desarrollado en el último año distintas investigaciones sobre la Cueva de Llamazares, ubicada en el municipio leonés de Valdelugueros, y que han dado lugar a la elaboración del folleto divulgativo ‘Gota a Gota’.

‘Gota a Gota. La Cueva de Llamazares’, una publicación de 16 páginas, está destinada a “un público inquieto y amante de la naturaleza donde se muestra el enorme valor estético de la cueva de Llamazares, al tiempo que se habla de su origen, su desarrollo y su estado actual y también de los secretos que su estudio nos está desvelando”, explica la especialista Esperanza Fernández.

Los estudios realizados analizaron el origen de la cueva, cómo ha sido su evolución hasta tener la forma actual, qué minerales tiene, cómo se han formado sus diferentes espeleotemas y qué seres vivos la han habitado o visitado a lo largo de su historia, entre otros valores. Todos estos aspectos están recogidos en la divulgación ‘Gota a Gota’ cuya impresión ha sido financiada por el Ayuntamiento de Valdelugueros.

Situada en el corazón de la Montaña central leonesa, en la parte alta del río Curueño, la Cueva de Llamazares fue utilizada desde tiempos inmemoriales por animales y seres humanos que habitaban sus alrededores. Ya en el siglo XX, la cavidad fue visitada con fines deportivos y científicos por diversos colectivos espeleológicos. Tras muchas vicisitudes históricas, la cueva fue reabierta al público en el año 2016 y hoy puede ser visitada en compañía de guías expertos gracias a la labor de la empresaria Sandra Fernández García y de la guía Elena Fernández García.

Uno de los rasgos más destacados de la cueva de Llamazares es la cantidad y diversidad de espeleotemas que presenta, que hablan de una historia larga y compleja. “La clasificación de este tipo de depósitos se basa en una amplia variedad de características, como son su morfología, su estructura interna, los mecanismos que les han dado origen o la posición que ocupan dentro de la cueva”, según queda recogido en la publicación.

Uno de los grandes atractivos de la Cueva es el fenómeno de la fluorescencia, que se produce “cuando la luz ultravioleta interactúa con elementos químicos, excita los electrones que están en las capas externas de los átomos y estos saltan temporalmente a otras capas superiores del mismo. Cuando éstos regresan a su posición original generan luz en forma de fluorescencia”, detallan en ‘Gota a Gota’ los investigadore, que también estudian los ecosistemas y las faunas del pasado a través de los huesos y material recuperado de osos, gatos monteses, caballos, jabalíes, pequeños mamíferos y aves, entre otros animales.
Volver arriba
Newsletter