Publicidad
Los sabios de la tribu, escucha

Los sabios de la tribu, escucha

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández y Mauricio Peña | 10/06/2020 A A
Imprimir
Los sabios de la tribu, escucha
A la contra La última página de LNC con la firma de Fulgencio Fernández, que pone la letra, y Mauricio Peña, que se encarga de la foto
El sanedrín de Prioro está reunido —hay más sanedrines en otros bancos, como había una vecera en cada barrio en los buenos tiempos— y hacen justicia a la palabra que los reúne. Son los sabios de la tribu, del pueblo, del concejo, aquellos para los que los vecinos miran cuando hace falta poner un punto de sensatez y sabiduría pues en sus muchos años de esa vida comunal que se sustenta en la unión han visto de todo, lo han superado todo y nos han regalado una tierra que ni la habíamos podido imaginar.

Tío Olegario, tía Luisa, tía Juanita y tío Ricardo crean a su alrededor un clima de templada conversación y costumbres que convierten la reunión en un remanso de recuerdos, incluso de añoranzas de cómo siempre se puede caminar. «A escote nada es caro», dicen como sentencia que resume la filosofía del trabajo comunal, de la hacendera, de la ayuda, del pan de los pobres, de la ronda de los quesos, de la de los mozos, los aluches o el gusto por el bien cantar del que siempre se presumió en este pueblo.

Está reunido el Sanedrín de Prioro, el pueblo en el que cuando a un vecino le llaman tío y tía casi agachan la cabeza al pronunciarlo pues es el símbolo del respeto más absoluto por la vida que ha llevado, por su condición de buen vecino, de sabio de la tribu, del sanedrín en la calle.

Lo de «podían aprender...» lo voy a perdonar en esta ocasión.
Volver arriba
Newsletter