Publicidad
Los programas de prevención de adicciones atienden cada vez a más jóvenes

Los programas de prevención de adicciones atienden cada vez a más jóvenes

ACTUALIDAD IR

Tania Paz Ramón durante la rueda de prensa de presentación de la memoria. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Tania Paz Ramón durante la rueda de prensa de presentación de la memoria. | SAÚL ARÉN
C. Centeno | 12/07/2022 A A
Imprimir
Los programas de prevención de adicciones atienden cada vez a más jóvenes
Sociedad Proyecto Hombre-Fundación Cals atendió durante el año pasado a más de un millar de personas en la provincia
Proyecto Hombre – Fundación Cals acogió el año pasado a más jóvenes y menores que nunca dentro de sus programas de prevención de las adicciones con los que trabaja tanto en León como en Ponferrada. En ellos se trata de evitar que el consumo (principalmente de cannabis y alcohol) se convierta en una adicción. Además, cuentan con una iniciativa dirigida al buen uso de las nuevas tecnologías con este colectivo, entre otros proyectos de concienciación y enfocados a las familias.

Todos ellos se engloban dentro del apartado de prevención. En él, fueron 132 los atendidos durante el pasado 2021, el número “más alto”, destacó la directora, Tania Paz Ramón, durante la presentación de la memoria de actividades. Además, fueron más de 229 los familiares que recurrieron a los recursos de Proyecto Hombre-Fundación Cals y se trabajó con más de una veintena de profesionales.

Uno de los programas más destacados dentro de la prevención es Ícaro Alcohol, a través del cual los jóvenes que llegan a los servicios de Urgencias por problemas relacionados con el consumo de bebidas alcohólicas son derivados a la organización. A través de este proyecto fueron doce los menores atendidos (cinco chicas y siete chicos) y otros tantos familiares. “Ha habido más derivaciones desde los hospitales”, confirmó Paz.

Además, Indícale trabaja en la prevención para evitar que el abuso en el consumo de sustancias psicoactivas (principalmente cannabis) se convierta en una adicción.
Junto a la prevención, desde Proyecto Hombre – Fundación Cals trabajan en el tratamiento de las adicciones. En este sentido, la directora destacó que las cifras del año pasado fueron similares a las de anteriores ejercicios, pero, sin embargo, están notando “un aumento de personas que piden tratamiento y solicitan ayuda” en lo que va de 2022.

En esta área fueron 263 los usuarios atendidos durante el año pasado y la organización trabajó en la misma línea con 225 de sus familiares. Cabe destacar que la mayoría de personas que requieren de este tratamiento son varones, “aunque aumentó el porcentaje de mujeres”, aseguró la directora. En este sentido, hizo hincapié en que desde la Fundación se está incidiendo en la formación de género.

En ellos, los problemas de adicción se centran en la cocaína y, en segundo lugar, en el alcohol. Por el contrario, en las mujeres son más los problemas relacionados con el alcohol que los que tienen que ver con las drogas. A ellos se suman los relacionados con el juego, que tienen una peculiaridad, advirtió Tania Paz, y es que “las personas afectadas tardan una media de diez años en pedir ayuda”. En este sentido, el principal problema siguen siendo las tragaperras, aunque está ascendiendo ya todo lo relacionado con los juegos ‘online’.

Los tratamientos se realizan “a medida” puesto que cada persona tiene una situación completamente diferenciada y entran en juego “muchos factores”. Además de los centros de día de León y Ponferrada, cuentan con la comunidad terapéutica del Bierzo como recurso residencial, que contó con 22 usuarios el año pasado (18 hombres y cuatro mujeres).

También han detectado un aumento de la ansiedad y la depresión derivada de la pandemia y ponen el foco en el aumento de las adicciones a las benzodiacepinas.

Como principal novedad de 2021, la Fundación puso en marcha un programa de apoyo a la crianza temprana dirigido a “madres consumidoras” y a través del que se interviene tanto en el embarazo como en el primer año de vida del recién nacido.

El tercer eje de trabajo de Proyecto Hombre – Fundación Cals tiene que ver con la inserción sociolaboral, para facilitar el acceso al mercado de trabajo de las personas con problemas de adicción. Entre los programas se encuentra el proyecto ‘Incorpora’ de la Fundación ‘la Caixa’, que ha logrado una “exitosa” contratación por encima del 80 % de los participantes.

En total, durante el año pasado la organización atendió a través de los diferentes programas a 1.058 personas, de los que 587 eran hombres y 471, mujeres. Se trata de un número similar al de anteriores ejercicios, destacando la mayor presencia de jóvenes y menores.

En cuanto a la memoria económica, contaron con 937.441 euros de ingresos el año pasado a través de socios, colaboradores, subvenciones y programas con entidades privadas. El gasto para mantener los diferentes programas y el personal ascendieron a 933.014 euros.
Volver arriba
Newsletter