Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Los personajes del tío Ful: Toña la cartera de Villademor

Los personajes del tío Ful: Toña la cartera de Villademor

CULTURAS IR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 18/05/2019 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Toña la cartera de Villademor
Personajes "Entre cartas toda la vida", así resume su biografía esta mujer, hija del cartero, cartera toda la vida... y más, que era la que más hacía reír en las comedias del pueblo
Todo el mundo en Villademor de la Vega, Toral de los Guzmanes y San Millán de los Caballeros saben quien es Toña. Y Toña, de Villademor, sabe cómo se llama y apellida cada uno de ellos y donde vive. El apodo de esta mujer aclara los motivos: Toña La cartera.

- ¿Cuántos años cartera?
- Toda la vida. Siempre entre cartas, porque mi padre ya era el cartero y yo con 14 años empecé a ayudarle y después fui la cartera hasta que me jubilé. Toda la vida.

Cartera de tres pueblos, a los que primero iba andando y ya con el tiempo, «ya de mayorica», sacó el carnet de conducir. «Nunca fui en bici o cosas de esas, pasé de ir andando a, cuando ya no daba abasto, comprarme el coche».

La oficina la tenía en su casa. En la puerta uno de aquellos buzones, típicos de la empresa (Correos), dejaba claro que era la casa de la cartera. Entraban los vecinos si querían hacer algún trámite. Le debió quedar la costumbre pues nada más abrir la puerta te manda entrar, pronto aparecen las pastas, no falta un licor casero en el que mojar y una mujer que rebosa bondad, cercanía y buen humor.

- ¿Cuántos años tienes?
- Voy para 88.
- Estás muy bien.
- Bien sí, pero los años los llevas a cuestas. Y pesan.

Además de la cartera, además de la mujer de la puerta abierta... en Villademor recuerdan a Toña como una de las mejores actrices cómicas para las comedias que hacían en el pueblo hasta hace nada, seis años. Lo admite, reconoce su buen humor, pero siempre insiste... «para buen humor mi marido, Alipio, no se le recuerda una mala palabra ¡Qué bueno me salió!».

Tiene muy buenos recuerdos de su vida laboral porque «antes las cartas siempre eran de cosas buenas, del novio, del hijo que vivía afuera, en Navidad... acercaban a la familia».

Tal vez por ello para Toña no hay mayor fiesta que ver reunidos a sus tres hijos, los nietos y hasta los biznietos. «Claro que les hago tartas, soy muy buena repostera».
Volver arriba
Newsletter