Publicidad
Los personajes del tío Ful: Roberto, nazareno en las caídas de Almanza

Los personajes del tío Ful: Roberto, nazareno en las caídas de Almanza

CULTURAS IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 02/04/2021 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Roberto, nazareno en las caídas de Almanza
Personajes La recreación de ‘Las tres caídas’ es una de las señas de identidad de Almanza y Roberto Gallego un fiel seguidor de la misma que se siente extraño sin el acto en estos días
Llega Roberto Gallego de su trabajo en el taller, lo que le permite vivir en un mundo que le apasiona, los coches. Pero baja de él con las túnicas, la peluca, la trompeta, la bota y un cuadro con fotos de antiguas ediciones del rito de ‘Las tres caídas’ que cada Semana Santa se celebra en su pueblo, Almanza. En estos días su pasión por los coches queda aparcada, su pasión pasa a ser «la Pasión» de su pueblo...

- Es verdad. He tenido el privilegio de hacer tres veces el papel del Nazareno y dos veces el Judas y cuando no pues disfruto igual pues soy fiel seguidor de Las tres caídas y, en general, de toda la Semana Santa de Almanza, la mejor de España. En realidad, creo que todo el pueblo tiene un sentimiento parecido.

Son diversas las actividades semanasanteras del pueblo; con diversas procesiones (La Borriquilla, los Pasos o El Encuentro) pero destaca como un rito antiguo (de más de 500 años) y único, el de Las Tres Caídas, en la tarde del Viernes Santo, en el que el Nazareno llega al templo, a oscuras, cargado con una gran cadena de muchos kilos de peso. En el recorrido del abarrotado templo de cofrades y vecinos, cae tres veces, con gran estruendo de las cadenas contra el suelo, realmente estremecedor; que queda grabado en la memoria de los asistentes.

- Escuchar el estruendo de las cadenas al golpear contra la madera en las caídas encoge el corazón. Y si tienes el privilegio de ser quien representa las caídas ya ni te cuento, no se puede explicar. Espero tener la oportunidad de volver a ser Nazareno; explica Roberto Gallego, quien se muestra convencido de que la especial Semana Santa de Almanza es «la verdadera semana grande del pueblo; por encima incluso de las fiestas patronales. Hay que vivirla para entenderlo».

Y añade otros actos especiales, como la subasta de los pasos, la procesión a la Capilla del cementerio, el rosario de la buena muerte... pero Las tres caídas «es todo un orgullo, para todos».

- ¿Y la limonada?
- Muy buena, no lo dudes.
Volver arriba
Newsletter