Publicidad
Los personajes del tío Ful: María Rubiera, entrenadora de deportes adaptados

Los personajes del tío Ful: María Rubiera, entrenadora de deportes adaptados

LNC VERANO IR

Fulgencio Fernández | 22/08/2020 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: María Rubiera, entrenadora de deportes adaptados
Personajes Es la sonrisa permanente de quien hace lo que le gusta, un ejemplo a seguir en cualquier cancha o corro de lucha, una trabajadora infatigable por los deportistas discapacitados
Ella dice que hay veces que no llega sonriendo a algún lugar –«dice mi padre que cuando exploto... pero son pocas veces, cierto»– pero no es lo habitual. Callada, cercana, tal vez su sonrisa franca denota que conoce muchos casos, a mucha gente, que tiene verdaderas dificultades y lo llevan con un ánimo envidiable. Y es que María Rubiera Hidalgo lleva muchos años trabajando con deportistas con alguna discapacidad y lo mismo la podías encontrar conduciendo por las pistas de esquí a un ciego que en la Olimpiada de Pekín como «mano derecha» de un deportista paralímpico, Chema Dueso, campeón de Europa de bocha («una especie de petanca para personas en silla de ruedas que tienen parálisis cerebral, lesión cerebral o discapacidad física severa»). «Poder estar en la Paralimpiada con Chema fue lo más grande que me podía pasar; pasear por la Villa y encontrar a Pistorius, antes de prepararla, y otros grandes es una experiencia inolvidable».

Y María, hija de un gran deportista asturiano y una leonesa de familia de luchadores –hermana del gran Juanito Hidalgo–, explica la normalidad con la que lleva la relación con estos deportistas, que asumen su situación. «Ellos tienen un problema evidente, y nosotros tenemos otros, a veces no tan palpables pero...», y relata cómo un día «puedes llegar a una mesa y encuentras a uno comiendo con los pies y haces unas risas para darle categoría de normalidad».

Rubiera estudió INEF en León y tuvo la suerte de que cuando se puso en marcha el CRE de San Andrés le encargaron sacar adelante un proyecto deportivo con mucha gente a veces reticente, pero funcionó muy bien y sigue trabajando y aportando mucho en ese ámbito de la discapacidad. Ahora está en Madrid, en la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad, como coordinadora nacional de hockey en silla de ruedas eléctrica.

Y sin perder la sonrisa. Ni la ejemplaridad como deportista.
Volver arriba
Newsletter