Publicidad
Los personajes del tío Ful: Juan Villa, teniente coronel de la Guardia Civil

Los personajes del tío Ful: Juan Villa, teniente coronel de la Guardia Civil

LOS PERSONAJES DE FUL IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 05/03/2022 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Juan Villa, teniente coronel de la Guardia Civil
Personajes Hijo de Guardia Civil, nació en un cuartel, el día del Pilar... Si un destino está escrito ése era el suyo y con 18 años ya era ‘polilla’ hoy se prepara para una nueva misión humanitaria en Bolivia
Cuesta decirle "mi teniente coronel" a quien conociste de ‘polilla’ (guardia civil e hijo de guardia) con solo 18 años y empeñado en defender que "estamos para ayudar, para servir" y empeñado en aprender a jugar a las cartas pues en un pequeño pueblo no hay mejor forma de integrarse que jugar la partida. También aquel polilla, hoy teniente coronel Juan Villa, muestra cierta nostalgia. "Es evidente que la guardia civil ha mejorado mucho, en medios, en eficacia... pero también es verdad que hemos perdido algo de aquella cercanía con la gente que se tenía en los pequeños cuarteles, donde eras un vecino más del pueblo. Tanto que yo jamás he dejado de regresar a Cármenes donde hay gente que más que amigos los considero una especie de segundo padre, como a Gerardo El Japonés, el difunto Isidoro...".

En esa mirada atrás se hace inevitable que aparezca la figura del Cabo Manolo, un personaje que en aquella comarca trascendió, y mucho, la figura de lo que era para convertirse en inevitable en cualquier conversación. Todavía hoy la gente recita los nombres de los guardias de la época, Manolo, Ángel, José, Jeremías... y ‘el polilla’.

El polilla ha crecido hasta donde "ni siquiera yo imaginé jamás" y hace unos días participó en el acto de inauguración de la nueva calle Guardia Civil como teniente coronel, pero no para "pasar a rascarse la barriga" sino para coger el avión camino de Bolivia para "colaborar con el Gobierno de aquel país en la lucha contra la droga". Ya no acude como guardia civil, sino como experto dentro de un programa de la Unión Europea.

No es su primera misión humanitaria. Ya estuvo en Bolivia antes, también en África o la Bosnia que acababa de salir de la guerra y vio devastación y miseria. "En esas situaciones muchas veces sientes la impotencia de no poder hacer más por aquella gente, no poder hacer algo ante tanto dolor. Con esta guerra en Ucrania no puedo evitar pensar en ello".

Cada vez se parece más a aquel polilla este teniente coronel que jamás pensó llegar a tanto.
Volver arriba
Newsletter