Publicidad
Los personajes del tío Ful: José A. Prieto, repara empacadoras

Los personajes del tío Ful: José A. Prieto, repara empacadoras

LNC CULTURAS IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 08/08/2020 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: José A. Prieto, repara empacadoras
Personajes Ya jubilado recuerda aquellos veranos en los que no tenía respiro pues cada día debía acudir a reparar las empacadoras, "que meter la hierba no tiene espera"
Si llegas por la finca de José en Benavides de Órbigo encontrarás la puerta abierta, agua fría del pozo y si prefieres cerveza también la hay. Y mejor conversación.
- Está fresca el agua.

- Cómo para no estarlo, a 180 metros que tuvimos que bajar para encontrarla. Por toda esta zona decía el que hizo el pozo que se encontraba pronto, pero ya casi íbamos a desistir, aunque mereció la pena, buen agua tengo... Para el huerto y para mí.

Si le dices de que pueblo eres, de la montaña, la respuesta es preguntarte cómo funcionan los tractores de uno u otro vecino. «Es que por toda esta montaña de León anduve reparando empacadoras; desde Babia y Laciana hasta Riaño y más allá yo creo que no queda pueblo en el que no haya estado y no tenga algún cliente».

Y es que José siempre anduvo entre la maquinaria agrícola, desde que empezó a trabajar. «Primero estuve unos cuantos años en Michaisa, que era el sitio por excelencia y después ya me puse por mi cuenta, para reparar tractores, empacadoras, cosechadoras si es más para el sur de la provincia».

- Pero siempre hablan de tí como el que arreglaba las empacadoras.
- Claro, es que hubo unos años, cuando empezaron, que daban muchas averías y en pleno mes de la hierba no se podía parar, no hay espera, porque se pasa o se moja... Te llamaban y había que ir, y eso que a la mayoría de ellos les hacía una revisión antes de empezar la temporada pero era mucha la tralla que le daban y claro...

Así en el mes de la hierba dice José que sus hijos nada sabían de él. «Yo siempre volvía a casa a dormir, a Benavides, pero qué más da, ¿a qué horas? Salía al amanecer, cuando estaban dormidos, y al volver por la noche ya estaban acostados».

- ¿De qué pueblo dices que eres?
- De Genicera.
- ¿Y qué tal le va el tractor a Sagrario? ¡Menuda mujer!
Volver arriba
Newsletter