Publicidad
Los personajes del tío Ful: Jennifer Castro, ¿se casa en agosto?

Los personajes del tío Ful: Jennifer Castro, ¿se casa en agosto?

CULTURAS IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 09/05/2020 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Jennifer Castro, ¿se casa en agosto?
Personajes Jenni vive días de incertidumbres acumuladas, trabaja en la hostelería y está en un inevitable Erte, se va (¿iba?) a casar en agosto y está haciendo cálculos...
Jenni es de esas camareras que siempre te invitan a volver al lugar donde trabaja, es la imagen de la dulzura con una sonrisa como saludo y despedida, una conversación si la inicias, una broma si surge... Una de las últimas conversaciones antes de entrar en ese inevitable Erte del cierre forzado por el coronavirus era un «no te preocupes por tu boda, para agosto esto ya es solo un mal recuerdo y a celebrarlo».

- Eso espero.

Pues ya no está tan claro. Vive atenta a los plazos, a las fases de los que suben y no, a las noticias... está obligada a los cálculos, sobre si se podrá con menos invitados, qué ocurre con los que iban a venir de otras provincias... y prefiere no darle más vueltas: «Si se puede bien y si no pues no pasa nada, llevamos nueve años de novios y como esperamos nueve se puede esperar diez. Lo más complicado parece el viaje de novios, que teníamos un crucero por el Mediterráneo y tanta gente ahí en un barco... Como yo prefería otro destino Panchi me toma el pelo, dice que menuda la que preparé para cambiar el crucero por otra cosa».

Pues asunto zanjado y esta joven de La Virgen del Camino, afincada ahora en Matallana, espera los acontecimientos tranquila y comenzando a disfrutar de las medidas de desconfinamiento, que le permiten pasear, por ejemplo, por esa Vía Bardalla que le pasa a pocos metros de casa. Yde los animales, otra de sus pasiones, que ha propiciado una anécdota curiosa y motivo de bromas.

- ¿Qué pasa con el burro de la abuela?
- Uy. Que a ella, que es del Bierzo, también le gustan los animales y hablaba mucho de los burros cuando trabajaba el campo; y para su cumpleaños le regalé un burro y a la gente le parecía extraño, pero ella está feliz con él, en el huerto que tiene en Manzaneda. Tiene otros animales, a las dos nos gustan mucho, es un regalo que le hago a ella y lo disfrutamos las dos... el regalo perfecto.
Volver arriba
Newsletter