Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Los personajes del tío Ful: 'Flora'

Los personajes del tío Ful: 'Flora'

CULTURAS IR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 07/04/2018 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: 'Flora'
Personajes Madre de 15 hijos, "que nacieron casi todos en casa", trabajadora infatigable, de excelente carácter y mejor memoria. Todo un admirable personaje
Cada vez pisábamos por el Valle de Sabero escuchábamos la misma frase: «A la que tenéis que entrevistar es a Flora, la madre de los quince hijos, veréis que historias os cuenta».

No les faltaba razón, como no le falta humor a esta mujer que, repite, «sí pasamos mucho, claro, pero aquello ya pasó y los hijos ahí están».
- ¿Y cómo se crían 15 hijos?
- Pues ocho primero y los otros después. Y la mayoría nacieron en casa, con una comadrona de Sabero, que cuando entraba por la puerta veía el Cielo abierto.

Y sigue recordando cómo lo hizo. «Trabajando y pasando mucho, que entonces no era como ahora, que había que ir a lavar al río y secar en la cocina para el día siguiente, que más ropa no había».

- ¿Lavaba con la tabla y jabón Lagarto?
- ¿Lagarto? El jabón lo hacíamos en casa, que no estaba la cosa para gastos innecesarios, que mi marido era vagonero en la mina y era el sueldo que entraba en casa.
Pero siempre te repite que en los pueblos era más fácil salir adelante , que «había otra cosa. Yo lo tengo que decir, los vecinos siempre me ayudaron, en lo que podían, que muchos para ellos tenían. Pero me tienen dada mucha ropa y Pepina, la de la tienda, si le pedía dos de carne siempre me daba cuatro. Y cuando iba a pagar lo que me apuntaba en la libreta si no me llegaba... ya me llegaría otro día».

Y va diciendo los nombres de todos los hijos y, pensando un poco, las fechas de nacimiento, y dónde viven y trabajan y cuando estuvo con ellos... Que Flora lo que más lleva a gala es que todos pudieron salir adelante y que son una familia muy unida. «Tenéis que venir por las fiestas, que si nos juntamos los quince otros dos ni se notan...».

- ¿Y de salud como un roble?
- Ya, que decía yo que después del frío que pasé en el río debería tener reúma, pero parece que no...
Volver arriba
Newsletter