Publicidad
Los personajes del tío Ful: Felipe el de Las Bodas

Los personajes del tío Ful: Felipe el de Las Bodas

CULTURAS IR

Fulgencio Fernández | 23/01/2021 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Felipe el de Las Bodas
Personajes Con 14 años trabajaba de cantero, con 16 entró en la mina, fue emigrante en Bélgica y Cataluña, carnicero en León y ganadero después de jubilarse. "Todo trabajar, ¡qué desgracia!"
Le pillamos durmiendo la siesta, que para Felipe es sagrada y de no echarla que sea por algo importante: «Antes comía y marchaba a jugar la partida a Veneros, las cartas sí me gustaban, pero...».

- ¿Y ahora?
- Ahora lo que más gusta es comer y dormir.

Felipe es de Las Bodas, tiene noventa años, una excelente memoria y envidiable lucidez y, pese a sus bromas, ha sido un trabajador admirable casi desde niño. Lo resume de una forma rápida: «Con 14 años empecé a trabajar con mi padre, de cantero; a los 16 entré en la mina, ahí en Veneros; y con 29 emigré a Bélgica, porque a la mujer no le gustaba nada que fuera a la mina. De regreso a España estuve en Barcelona y, finalmente, puse una carnicería en León, hasta que me jubilé».

- ¿Y cómo te arreglabas con el idioma en el extranjero?
- Cuando te tienes que arreglar... te arreglas, te lo digo yo.
- Algo falta, tu nieto Aarón, que es un fenómeno, dice que quiere ser ganadero «como mi abuelo Felipe».
- Claro que fui ganadero, después de jubilarme. Volví para el pueblo, que menudas ganas tenía, y tuve 99 vacas y 300 ovejas. Y el rapaz claro que quiere ser ganadero, desde niño.

Felipe es uno de esos personajes entrañables de nuestras comarcas, a los que todo el mundo quiere, cuya conversación  todo el mundo busca pues en su memoria viven todos los personajes de su época, las anécdotas, las y tradiciones.  Cada conversación con él es una pequeña lección de historia de quien ya lo ha vivido casi todo, tal vez por ello ahora no tiene muy claro lo de vacunarse... «Para lo mío ya no hay vacunas y lo que tenga que ser...» pero a buen seguro que le puede convencer su sobrina o su nieto Aarón, el ganadero como él, el mismo que tenía tan claro que su abuelo Felipe tiene «una buena entrevista porque tiene muchas cosas que contar». Claro que sí.
Volver arriba
Newsletter