Publicidad
Los personajes del tío Ful: Elena Fernández 'Llomberina'

Los personajes del tío Ful: Elena Fernández 'Llomberina'

LNC VERANO IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 07/08/2021 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Elena Fernández 'Llomberina'
Personajes Tiene 85 años y una insultante juventud, ganas de vivir y hacer muchas cosas. Tan conocida como querida en la comarca, pues lleva con ellas los recuerdos del quiosco y los futbolines
Hay que avisarla con tiempo para que pueda ir a la peluquería –«pues claro, hay que arreglarse», dice mientras riñe a su hija porque sale al panadero con lo que traiga puesto–, es un torrente de vitalidad con 85 años, se pone nerviosa pensando en lo que tiene que decir para que no se le olvide nada... «Es que yo no soy muy de hablar, soy más de trabajar, para eso no encuentras a otra». Y te enseña cómo tiene cuidadas las plantas del jardín o el murete que ha hecho junto a un hermano manco.

Está orgullosa de dónde viene –«tú pon que soy Elena Llomberina’, que así nos llaman porque mi padre venía de Llombera, somos 10 hermanos»– y también de hacia dónde va cuando se pone a repasar las historias de sus hijos, sobrinos, nietos... «hay cosas que llaman más la atención, como una que fue la número 1 de los jueces, pero para mí son todos iguales, yo feliz de que vengan y recibirlos, celebrar los cumpleaños, hacerles tartas y dulces, que soy muy buena repostera». Y lo ilustra sacando las roscas que nos ha hecho para recibirnos, con el mismo rato que nos pidió para arreglarse. «No sé de dónde saca tiempo para todo», concede su hija Elena.

Y eso ahora que ya jubilada debería tener más tiempo libre, pero lo sacaba igual cuando regentaba el Quiosco Elena en Santa Lucía, al lado de los colegios, donde además de chuches, pepitos de chocolate, tortilla... «estaban los futbolines» y algo que recuerdan todos los vecinos de la comarca: «la máquina de los discos, de aquellas que metías la moneda y elegías una canción de moda, que las traían mis hijos nada más que salían».

Fueron miles de niños los que pasaron por los colegios cercanos y por el quiosco de Elena. «¿Serás la mujer más conocida del pueblo?».

–La verdad es que sí, lo reconozco. Mira, en el pregón de las fiestas de Santa Lucía yo creo que menos dos años siempre me citaron, y con cariño: Elena la del quiosco.

A eso sumas que sigue colaborando en todo, de voluntaria en Cruz Roja, en el mantenimiento de la iglesia, en la semana santa... en lo que haga falta. «Ya te digo que yo para trabajar...».

Y con 85 años. Nació en el 36.
Volver arriba
Newsletter