Publicidad
Los personajes del tío Ful: Camino Morán, médica y presidenta de Pandetrave

Los personajes del tío Ful: Camino Morán, médica y presidenta de Pandetrave

CULTURAS IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 30/01/2021 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Camino Morán, médica y presidenta de Pandetrave
Personajes Presidenta del club de montaña más solidario, colaboradora de colectivos que ayudan a los demás, pionera de la cirugía vascular en León... es un cargamento de buenas vibraciones
Llega como es, un torbellino que desprende buenas vibraciones, una mujer ya jubilada de la medicina que se ha dado cuenta de que le falta tiempo para hacer todo aquello que había pensado «para cuando tenga tiempo» y que tiene un denominador común, seguir siendo útil, ayudar... «es que me he dado cuenta de que la única forma de ser feliz es haciendo feliz a todos los que te rodean».

Y en ello está; con muy buenos resultados, por cierto.

Camino es leonesa aunque como hija de maestra «podía haber nacido donde quisiera el Ministerio, en Almanza, en Corcos...», que es lo que se dice siempre. Pero nació en León, donde también estaba su padre, « uno de aquellos ganaderos que vivían en los barrios y que, en su caso, nos transmitió la pasión por conocer nuestra tierra pues a él le encantaba llevarnos de excursión por León, en uno de aquellos Citröen azules...».

Su madre quería que fuera maestra, como ella, pero Camino también tenía muy claro su camino, seguramente pensando en una profesión en la que pudiera ayudar: la medicina. «Estudié en Oviedo, que entonces pertenecíamos al distrito universitario de Oviedo, y después ya entré a trabajar en el Hospital de León cuando era de la Diputación (el Príncesa Sofía)».

- ¿No habría muchas mujeres en aquella época?

- En León y en mi especialidad —Cirugía Vascular— estaba yo sola y en España éramos cuatro, por lo que veía cuando íbamos a Congresos y esas cosas.

Tal vez recordando sus viajes en el Citröen azul se apuntó a un Club de Montaña, Pandetrave, del que ahora es presidenta, y que tiene un sello de identidad especial. «Es su vena solidaria, llevamos a ciegos y a discapacitados cerebrales a la montaña en unas sillas especiales (joëlette). Me gusta que sea así nuestro Club». Porque le gusta ayudar, porque le dicen los ciegos y los discapacitados que son felices haciendo esas rutas y entonces Camino también lo es, su vieja teoría. Por eso colabora asimismo con asociaciones de esclerosis múltiple, de hospitaleros del Camino... de lo que haga feliz a cualquiera. Le sobra vitalidad.
Volver arriba
Newsletter