Publicidad
Los personajes del tío Ful: Bea Panizo, cantante del Grupo Cañón

Los personajes del tío Ful: Bea Panizo, cantante del Grupo Cañón

LOS PERSONAJES DE FUL IR

Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 23/07/2022 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Bea Panizo, cantante del Grupo Cañón
Personajes Profesora de música en invierno, cantante de orquesta en verano. Lo suyo es pura pasión por la música, pero recuerda que además de adrenalina en el escenario hay mucho trabajo
Un día de agosto de hace ocho años Bea Panizo estaba haciendo "sus cosas" en la música, su pasión, concretamente estaba en un mariachi cuando recibió la llamada del Grupo Cañón. "Una de sus cantantes había sufrido una apendicitis y me proponían ocupar su lugar, no lo pensé en exceso y les dije que sí. Veinticuatro horas después estaba sobre el escenario, en una fiesta de ‘prao’ en Asturias ante diez mil personas. Me temblaban las piernas pero salí adelante y hasta hoy".

"Hasta hoy" son ocho temporadas con la prestigiosa orquesta leonesa, con la que ha vuelto con fuerza después de los terribles años de la pandemia, tan duros en el mundo de la música y de las orquestas. "Por suerte está funcionando bastante bien; en julio todavía nos quedan un par de actuaciones en León, en Trobajo y en Valdefresno de la Sobarriba, y en agosto creo que nos quedan cinco fechas libres, el resto de los días a actuar", explica Bea.

- De fiesta en fiesta.
- Eso es lo que se nos dice siempre, medio en broma, pero no es así, lo nuestro es un trabajo y muchas veces duro... aunque apasionante, es cierto.

Bea Panizo dice que ayuda mucho a sobrellevar este duro trabajo el buen ambiente que se vive en la Orquesta Cañón, la única en la que ha estado. "Se repite mucho la expresión pero en nuestro caso creo que es la que mejor define cómo se viven las giras en nuestra orquesta, somos como una pequeña familia".

Bea Panizo, afincada ahora en Villaobispo, el resto del año, cuando acaba la temporada de las fiestas y romerías regresa a otra cara de la música, como profesora de diversas materias en una escuela de música burgalesa. "Es otra faceta que me llena mucho, me permite profundizar en mis estudios, pero lo de las orquestas es pura adrenalina".

Al irse, con el telón de fondo de la Catedral, recuerda que allí cantó, en la boda de su amigo y compañero de orquesta Héctor, aquel día que pudo sacar su vena lírica, otra de sus facetas.

Parece que todo lo que sea música "hace juego" con Bea Panizo.
Volver arriba
Newsletter