Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Los personajes del tío Ful: Anastasio, 'El Gato de Taranilla'

Los personajes del tío Ful: Anastasio, 'El Gato de Taranilla'

CULTURAS IR

Imagen de vídeo
Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza | 21/04/2018 A A
Imprimir
Los personajes del tío Ful: Anastasio, 'El Gato de Taranilla'
Personajes Es un histórico de la lucha leonesa pero, sobre todo, fue su gran filósofo. Los aficionados esperaban de él la mejor maña... y el comentario posterior
De Tasio el de Taranilla, El Gato, siempre esperaban todo los aficionados a la lucha leonesa porque fue uno de los más grandes. Pero lo que nunca le faltaba eran aficionados cerca para escuchar alguno de sus comentarios de ‘filósofo’. Muchas frases suyas han quedado para el recuerdo, especialmente una nacida en una tarde en el corro de León. Llegó un gran judoka, sorprendió a todos con sus mañas de cadera y piernas, se metió en la final. Allí le esperaba Tasio, que se había fijado en el rival. Antes de salir ya comentó: «Este chaval igual no sabe volar».

Empezó la final. A su rival le habían avisado de que no le sacara arriba «pues se defiende como un gato», pero fue Anastasio quien le sacó al aire, dos veces seguidas, en pocos segundos. No sabía volar. Se le quedó mirando el judoka, se le acercó El Gato y le dijo: «Tranquilo chaval, el que carretea... entorna».

La frase ha quedado. Como su recuerdo pues no aparece por los corros. «No me aguanto».
– ¿Cuántas mañas dabas?
– ¿Cuántas hay?
– Trece.
– Pues daba 39. Las trece que hay. Los trece falseos y otros trece falseos de los falseos.

Es Tasio. El Gato. Uno de los más añorados, seguramente por el que más preguntan, pero se retiró y se fue. A su ganado, a las ovejas, a sus perros... «¿Sabes de que me doy cuenta? Que los leoneses somos listos. El perro más listo, el carea leonés; el más noble, el mastín leonés; el mejor paisano, el campeón de la lucha leonesa».

Y te empieza a contar historias de luchas y de perros, de cómo mantienen a raya al lobo... «pero el oso, ése da a mano llena» y cuando sale su madre a ver si queremos un café aparece el mejor Tasio: «Lo mío es una fiesta, mérito el de mi madre, que nos llevaba a los hijos mientras iba a arar y nos dejaba en una manta. Y ahí la tienes».
Volver arriba
Newsletter