Publicidad
Los nuevos planes de Adif en Trobajo

Los nuevos planes de Adif en Trobajo

ACTUALIDAD IR

Alfonso Martínez | 13/09/2022 A A
Imprimir
Los nuevos planes de Adif en Trobajo
Infraestructuras Inversión de 26 millones en un paso inferior con dos carriles y dos aceras siguiendo el trazado de la pasarela azul y otro peatonal a la altura del parque Juan Pedro Aparicio
Después de una década con la estación de trenes de León en fondo de saco para recortar el proyecto del soterramiento del tren y dejar fuera al municipio de San Andrés del Rabanedo, no parece probable que ni a corto ni a medio plazo –quizá tampoco a largo– vaya a retomarse la idea inicial. Y menos todavía si tenemos en cuenta las urgencias para la llegada del AVE a Asturias.

Buena prueba de ello es la nueva propuesta de integración que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha puesto sobre la mesa para el tercer municipio de la provincia, que supondría una primera fase de 26 millones de euros con la posibilidad de alcanzar los 50 con actuaciones posteriores. Así lo explica la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, quien avanza en declaraciones a este periódico los detalles del proyecto que servirá para suprimir el puente del Lidl y las pasarelas de Miguélez y de la calle Limonar de Cuba a la altura del CRE.

Ejecutado en mayo de 2024

La regidora ha convocado este miércoles a los vecinos –17:00 horas en el salón de plenos– para explicarles esta propuesta y los motivos de que Adif haya descartado el soterramiento a corto plazo. El encuentro llega precisamente tras una agria polémica con la Plataforma por el Soterramiento, que sigue rechazando cualquier otra alternativa pese a que inicialmente centraba sus reivindicaciones en la eliminación de elementos que desaparecen gracias a un proyecto que tendrá que estar ejecutado en mayo de 2024, cuando entre en funcionamiento el tramo León-La Robla.

Sin rebajar la cota de la vía y sin que haya pasarelas ni puentes, solo queda la opción de los pasos inferiores. Y esa es la base de la propuesta de Adif para la primera fase de la integración ferroviaria. Serán concretamente dos y el primero de ellos seguirá el trazado de la actual pasarela azul, que podrá desmontarse y colocarse en otro punto del municipio. Dicho paso inferior hará que tanto los vehículos como los peatones sigan en línea recta desde Párroco Pablo Díez, lo que permitirá derribar el conocido como puente del Lidl (se prevé que esto ocurra en diciembre de 2023).

Será un paso inferior de 18 metros de ancho y cinco de alto que contará con dos carriles de circulación (uno en cada sentido) y una acera a cada lado. Cabañas explica que el plan sigue la estela del ejecutado en el barrio vallisoletano de La Pilarica, aunque en este caso hay más anchura de calle y se pueden ejecutar dos aceras que irán dos metros por encima del nivel de la calzada. En superficie, se mantendrá la herradura de acceso a viviendas y garajes con una zona peatonal en el centro.

Nuevos espacios

El nuevo paso permitirá reducir las dimensiones de la glorieta de Doña Sancha –pasará de ser elíptica a circular– y ganar espacio para zonas verdes y de descanso, además de una línea de aparcamientos. Lo mismo ocurrirá con la zona en la que actualmente se encuentra el puente del Lidl a ambos lados de la línea ferroviaria. «No estamos hablando de una mera reivindicación ferroviaria, que era lo que se hacía hasta ahora. Estamos hablando de diseño urbano, de planificación urbana, de incorporar zonas peatonales y espacios ajardinados teniendo en cuenta el Camino de Santiago. Es un proyecto muchísimo más revolucionario que la mera petición de que no nos gusta la pasarela y queremos que nos la sotierren», afirma Cabañas.

El segundo paso inferior será únicamente peatonal y se ubicará a la altura del parque Juan Pedro Aparicio. Se encuentra a 150 metros del CRE y permitirá suprimir la pasarela de Limonar de Cuba, que cuenta con escaleras y un ascensor que lleva tiempo averiado. También en este caso se sigue la estela del barrio vallisoletano de La Pilarica y la anchura superará los 20 metros. El objetivo es que el parque pueda tener continuidad en el futuro en los solares que hay al otro lado de la calle, según detalla la alcaldesa antes de confiar en que la línea ferroviaria pueda ocultarse en este tramo mediante una trinchera sin rebajar la cota de la vía gracias a una segunda fase del proyecto de integración, que es la que elevaría la inversión hasta los 50 millones de euros.

¿Por qué no hay soterramiento?

Preguntada por los motivos de Adif para descartar el soterramiento, la alcaldesa cita los plazos fijados para la llegada del AVE a Asturias. Plantear una obra así en este momento es inviable por cuestiones temporales más que técnicas. «Debe ser un proyecto de consenso con independencia de que sigamos reivindicando el soterramiento a futuro. Cuando llegue este proyecto, se llevará a pleno para que toda la corporación decida si interesa o no interesa, si dejamos escapar una inversión que va a eliminar las tres grandes reivindicaciones o si seguimos peleando solo por el soterramiento, porque lo que sí nos han dicho es que el puente se va a tirar sí o sí. Y no por el alto, sino por el ancho», concluye.

El vial de San Juan de Dios


Otro de los elementos clave de la integración de la línea ferroviaria s su paso por el municipio de San Andrés del Rabanedo es el nuevo vial construido sobre las vías para enlazar la glorieta del Hospital San Juan de Dios con las inmediaciones del Ayuntamiento.

La alcaldesa no fija una fecha para su apertura y explica que el principal requisito para hacerlo es la firma de un convenio con Adif para que se haga cargo de las deficiencias de la primera fase y se comprometa a licitar de inmediato las obras de los otros dos carriles. En este caso, la financiación corre a cargo del Ayuntamiento y de la Junta, pero la dirección de obra sigue correspondiendo a Adif.

La partida inicial era de 1.070.000 euros, de los que la administración autonómica aportaba 300.000. La cuantía deberá incrementarse un 20% por el encarecimiento de los materiales, lo que deja la inversión total en 1.284.000 euros. «De manera paralela, teníamos que conectar la parte donde termina el vial con la glorieta del Ayuntamiento a través de cuatro carriles. Ya hemos redactado ese proyecto y está para licitar por 795.000 euros. Cuando se firme el convenio, pondremos la maquinaria en marcha para ejecutar esta actuación, pero queremos hacerla coincidir con la de los dos carriles adicionales del vial de San Juan de Dios. Si es posible, lo abriremos de forma provisional con los dos que hay ahora tras firmar el convenio. Si vemos que se genera embotellamiento y que son necesarios los otros dos, cerraríamos, porque no vamos a poner en riesgo la seguridad de nadie», explica la alcaldesa antes de detallar que el proyecto municipal para dar continuidad al vial hasta el Ayuntamiento implica la eliminación de la rotonda de enlace, que no se ajustaba a las medidas establecidas para vías autonómicas.
Volver arriba
Newsletter