Publicidad
Los jubilados leoneses denuncian la privatización del sistema público de pensiones

Los jubilados leoneses denuncian la privatización del sistema público de pensiones

ACTUALIDAD IR

Víctor S. Vélez | 29/12/2020 A A
Imprimir
Los jubilados leoneses denuncian la privatización del sistema público de pensiones
Sociedad En una manifestación han pedido una pensión mínima de 1.084 euros y que la edad de jubilación no supere los 65 años
La Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones se ha manifestado este martes por la mañana en León frente a la Subdelegación del Gobierno para denunciar la privatización que, a su juicio, están sufriendo las pensiones públicas del país. Algo más de una decena de personas han lanzado consignas y han leído un manifiesto para poner de relieve la amenaza que suponen los planes de pensiones de empresas a través de convenios colectivos.

De este modo, consideran que el Pacto de Toledo y la futura ley suponen una seria amenaza para los derechos de muchas personas mayores ya que "será una privatización desde un punto de vista legal del sistema público de pensiones". Por ello, desde la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones en León muestran su decepción con el Gobierno por sumarse a la "marea privatizadora del neoliberalismo". "Muchos depositamos la confianza en partidos y sindicatos que decían defender al pueblo, a la gente sencilla que no tiene más que sus manos y su inteligencia para trabajar y ganarse la vida. Pero hemos visto que se han puesto de perfil cuando se tenían que haber puesto de frente", se ha podido escuchar en el manifiesto.

Manuel Colinas, portavoz en León de esta Coordinadora Estatal, ha reivindicado una una pensión mínima de 1.084 euros mensuales de acuerdo con la Carta Social Europea y que no se alargue la edad de trabajar más allá de los 65 años. "No queremos alargar la vida laboral de las personas que han trabajado más duro y más penosamente. La vida que sea saludable es a los 70 o 72 años, por lo que nos queda poco tiempo para disfrutarlo", ha indicado Colinas.

Del mismo modo, los pensionistas consideran que las experiencias en Euskadi con las Entidades de Previsión Social Voluntaria están resultando un "fiasco" y que se están dando pasos hacia modelos como el de la "la 'mochila austriaca', individualista e insolidaria". En este modelo de la 'mochila austriaca' las empresas aportan de forma obligatoria cada mes una cierta cantidad a las cuentas de ahorro individuales de cada uno de sus trabajadores, que estos pueden rescatar posteriormente el paro, incapacidad o jubilación. "El sistema pretende asegurarse una paz social falsa porque está basada en la injusticia", han expresado los jubilados leoneses en su manifiesto.

Para la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones es más un problema de redistribución que económico y temen que en esta crisis económica, como ya sucediese en la del 2008, los "grandes capitales financieros" vuelvan a salir beneficiados. No hay ningún problema de sostenibilidad económica. Hay que poner un énfasis en una ley de reforma fiscal, incrementar los inspectores que combatan el fraude laboral y sabemos que hay decenas de miles de millones de euros que se pierden cada año para las arcas públicas y es que España tiene un ocho por ciento menos de recaudación que la media europea. No es cuestión de dinero, es cuestión de redistribución de la riqueza", ha apuntado Colinas.

Confiando en que la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus no debilite aún más el sistema público de pensiones, los pensionistas siguen exigiendo una revalorización acorde al Índice de Precios de Consumo (IPC). El 2021 que llama a la puerta se presenta decisivo para ver hacia dónde se encaminarán las pensiones públicas en las próximas décadas.
Volver arriba
Newsletter