Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Los investigadores recogen contactos del consejero de Fomento con el empresario

Los investigadores recogen contactos del consejero de Fomento con el empresario

ENREDADERA IR

La carretera LE-413 sobre la que versaba la conversación. | G. MAPS Ampliar imagen La carretera LE-413 sobre la que versaba la conversación. | G. MAPS
L.N.C. | 02/08/2018 A A
Imprimir
Los investigadores recogen contactos del consejero de Fomento con el empresario
Sumario Enredadera La conversación incluida en el sumario se refiere a la readjudicación de las obras de una carretera, en la que la constructora inicial entró en concurso de acreedores
El sumario de la Operación Enredadera también contiene grabaciones entre al empresario leonés José Luis Ulibarri con el consejero de Fomento de la Junta, Juan Carlos Suárez Quiñones, quien le ofreció las obras de una carretera paralizadas por la quiebra de la empresa adjudicataria.

La conversación aparece entre la documentación citada y hace referencia a una comunicación grabada entre Ulibarri y Suárez-Quiñones el 12 de febrero y que se recoge en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional.

En la conversación, Suárez-Quiñones pregunta a Ulibarri si le interesa la obra de una carretera, en concreto y según las mismas fuentes, la LE-413, cuya obra de mejora entre Villadangos del Páramo y Valcabado había quedado inconclusa tras la quiebra en 2017 de la empresa zamorana Arcebansa, adjudicataria del proyecto, tal y como avanzaba este miércoles el periódico digital Elplural.com.

En la conversación Ulibarri afirma al ofrecimiento del consejero que la decisión para readjudicar la obra estando la adjudicataria en quiebra tiene que «venir de la mano de la Administración», a lo que Suárez-Quiñones contesta que «yo soy la administración». En la conversación de apenas un minuto de duración el empresario queda en estudiar el proyecto y el responsable político en trasladarle los datos de la adjudicación para que Ulibarri valorará si el proyecto era de su interés.
Volver arriba
Newsletter