Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Los hermanos Valcarce vuelven a casa

Los hermanos Valcarce vuelven a casa

DEPORTES IR

Los hermanos Valcarce, en una imagen de archivo. | CD NUMANCIA Ampliar imagen Los hermanos Valcarce, en una imagen de archivo. | CD NUMANCIA
A. Cardenal | 19/07/2019 A A
Imprimir
Los hermanos Valcarce vuelven a casa
Fútbol / Segunda División La Deportiva cierra la cesión de Pablo, procedente del Mallorca, y ficha en propiedad a Luis, que había finalizado contrato con el Numancia / Reencuentro tras un año separados
La Deportiva da un golpe de efecto. El conjunto berciano cerró este viernes dos refuerzos de calidad tanto a nivel deportivo como anímico, la vuelta de Luis y Pablo Valcarce, dos ‘perlas’ nacidas en la cantera del conjunto berciano que ya han demostrado estar más que capacitados para dar la talla en Segunda División.

En un día de locos, Luis fue el primero en cerrar su llegada. Libre tras finalizar el pasado 30 de junio su vinculación con el Numancia, donde ha jugado durante cinco temporadas en la división de plata, el lateral tenía como prioridad volver a casa para recuperar el nivel que mostró tras su irrupción en el primer equipo rojillo y que las lesiones le han evitado mostrar en los últimos tiempos.

La etapa de Luis en Soria ha ido de más a menos. Con apenas 20 años, el futbolista berciano ya empezó a tener minutos en Segunda y en su temporada de debut (2013/2014) ya jugó 16 partidos de Liga. La temporada siguiente su protagonismo creció y pese a participar en menos partidos (14), jugó hasta 8 encuentros como titular y disputó el doble de minutos.

Su consagración llegó en la temporada 2015/2016. Aquel curso que terminó con la Ponferradina de vuelta a Segunda División B fue especial para el lateral, que lo jugó prácticamente todo con los rojillos, formando junto a su hermano una banda izquierda temida en toda la categoría.

Entonces empezaron sus problemas físicos, con varios pasos por el quirófano, reveses que no han logrado acabar con un futbolista que quiere volver a brillar junto al futbolista que mejor le conoce.

Y es que la banda que tantas alegrías dio a Los Pajaritos podría volver a juntarse, si Bolo quiere, en El Toralín. El aterrizaje de Luis aceleró la llegada de su hermano, que jugará cedido por el Mallorca, que tras el ascenso está abasteciendo de talento a la escuadra blanquiazul.

Pese a que la llegada de Nacho Gil o la presencia de jugadores como Bravo o Pichín parecían obstaculizar su llegada, desde la dirección deportiva se considera que la polivalencia del extremo, que también puede desenvolverse en varias posiciones del frente de ataque, puede convertirle en un comodín para Bolo.

Así lo ha demostrado a lo largo de las cuatro temporadas que compartió con su hermano Luis en el Numancia y la última en el Mallorca, donde no tuvo tanto protagonismo, pero logró el ascenso.

Su llegada puso el colofón a una jornada muy movida en las oficinas de la capital berciana, que en un solo día logra incorporaciones que han desatado la ilusión en la afición, y también cumple el sueño de dos deportivistas que tras varios años lejos de casa y una temporada separados, volverán a vestir de blanquiazul.
Volver arriba
Newsletter