Publicidad
Los curas Atila y las cigüeñas desahuciadas

Los curas Atila y las cigüeñas desahuciadas

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 13/06/2021 A A
Imprimir
Los curas Atila y las cigüeñas desahuciadas
LNC Domingo Una vieja batalla entre curas y nidos de cigüeña vuelve a estar de actualidad al conceder Ecologistas en Acción uno de sus premios Atila a ‘destructores’ del medio ambiente a los curas que apean los nidos de las torres
Hubo un tiempo, anterior a las redes sociales, en los que era muy frecuente en la sección de Cartas al director la del párroco de Santa Marina (de los años 80) quejándose de la suciedad, el ruido y el peligro de daños estructurales en la torre que provocaba el nido de las cigüeñas. Ciertamente era ‘una bendición’ para los periódicos pues se llenaba la sección durante varios días entre partidarios y detractores, aquello que un fallecido columnista (Chencho) bautizó con ironía como ‘Grajos —con perdón— contra cigüeñas’. No hace falta recordar que entonces aún eran habituales los curas con sotana que le valían el apelativo que el columnista explicaba que era cariñoso y coloquial.

El problema llegó con el tiempo a la Catedral, corriendo peligro los frágiles pináculos, a los que se quiso poner una especie de plástico protector en el que las cigüeñas resbalaban... pero que tampoco escapó a la socarronería cazurra que hablaba de condones.

En fin, una vieja batalla en la que se colaba a veces altercados en nuestros pueblos, con peligro de «ir a mayores» en lugares como Villamejil, Cimanes y, sobre todo, Villamuñío donde en 2004 hubo una gran polémica con el famoso y controvertido cura Jesús Calvo en medio, al que llegaron a acusar de disparar contra los nidos sin que se llegara a nada concreto.

Más cercanos en el tiempo fueron los casos de Vegas del Condado, en 2016, donde fueron tiroteadas una docena de ellas, o en San Miguel del Camino (2018), donde aparecieron otras cuatro tiroteadas...

Y cada año se siguen apeando nuevos nidos de las torres de las iglesias. Tal vez por ello el grupo Ecologistas en Acción, en sus famosos premios Atila, ha concedido un accésit honorífico a « los curas párrocos y a los alcaldes que, año tras año (unos por activa y otros por pasiva) desahucian a las cigüeñas de los pueblos de León, promoviendo unos, y consintiendo otros, la retirada de sus nidos de espadañas y campanarios, atentando contra la tradicional amistad que el pueblo ha profesado siempre a esta especie, tan beneficiosa para el campo».

Y remarcan que «últimamente son frecuentes los apeos de sus nidos de las iglesias», aportando la lista de algunos de los pueblos en los que se han apeado: Cimanes del Tejar, Secarejo, Alcoba de la Ribera, Villanueva de Carrizo y Quintanilla de Sollamas, Carrizo de la Ribera, San Adrián del Valle, Villamarco de las Matas, La Cándana o Valdepiélago. Inciden en ‘coincidencia’ de que los cinco primeros están en iglesias atendidas por el mismo, que solicitó derribarlos con idéntico argumento: «Por salud y seguridad públicas». El ayuntamiento no aceptó esa responsabilidad compartida señalando que no lo han promovido y tampoco le corresponde otorgar licencia para esta actividad.

Francisco de la Calzada, del Grupo Ibérico de Anillamiento, recuerda que «debe haber un informe técnico que avale el derribo del nido que casi nunca se hace», así ocurre que el «99% de los casos queda sin sancionar por Medio Ambiente pues muestra un comportamiento bastante laxo». Por su parte, Ismael Álvarez, de Ecologistas en Acción, tira de ironía y recuerda «a estos curas que tienen muy poca caridad cristiana, deberían recordar al santo de Asís, que hablaba del hermano lobo, la hermana cigüeña... Al margen de recordar que en sus nidos encuentran casa otras aves, como gorriones, lavanderas...».

También hablan de curiosidades como el hecho de que «está absolutamente prohibido tirarlos en época de reproducción, del 15 de febrero al 1 de agosto «y en la Cándana lo derribaron justamente al 14 de febrero».

Sí reconocen que la cigüeña es un animal muy tozudo «y si se empeña en su torre lucha por ella»; y recuerdan el caso de Pardavé: «Se lo retiraron en octubre de 2019 y lo volvió a hacer en enero de 2020; se lo tiraron nuevamente y hasta se preocuparon de ponerle un armazón para que hiciera su nido sobre él pero no lo usó e hizo ‘el suyo’, por lo que se lo volvieron a tirar».

Una vieja batalla, aún abierta, en la que por suerte la especie no corre peligro pues de las 15.000 cigüeñas que hay en España prácticamente la mitad están en la provincia de León.

Una solución imaginativa fue la de Alcalá, donde instalaron cámaras y son conocidas por las cigüeñas youtuber’, seguidas desde medio mundo.

Para Ecologistas en Acción es muy significativo de la «cabezonería» de las cigüeñas con «su nido» el caso de Pardavé: Se lo bajaron en octubre del 19, lo hizo en la primavera de 2020, se lo tiraron y le pusieron un armazón... y lo desdeñó, pero se quedó...

Un viejo conflicto

Año 1989. Villamejil. En marzo hubo un conflicto que se saldó con un expediente de la Junta y sanción al cura por «destruir los nidos en la iglesia»
Año 2004. Villamuñío. Tal vez el más ‘enconado’ con la presencia del famoso ‘cura de la Falange’, Jesús Calvo, al que acusaron de abatir el nido de la cigüeña a tiros.
León. Santa Marina y su párroco León encabezaron muchos años las protestas por los daños del nido. También para los pináculos de la Catedral llegó a ser un problema.
Nidos ‘apeados’ el último año. Cimanes del Tejar, Secarejo, Alcoba de la Ribera, Villanueva de Carrizo y Quintanilla de Sollamas (los cinco atendidos por el mismo párroco). También fueron apeados los de Carrizo de la Ribera, San Adrián del Valle, Villamarco de las Matas, La Cándana o Valdepiélago
Volver arriba
Newsletter