Publicidad
Los Cubos y Carreras miran a la primavera

Los Cubos y Carreras miran a la primavera

ACTUALIDAD IR

Alfonso Martínez | 13/09/2022 A A
Imprimir
Los Cubos y Carreras miran a la primavera
Municipal Avanzan las obras de peatonalización con la colocación de los primeros adoquines y a la espera de ejecutar la solución para dejar a la vista los restos de las torres
La obra de peatonalización del entorno de la muralla entre la plaza del Espolón y la parte trasera de la Catedral de León avanza a dos ritmos bien distintos con la vista puesta en la primavera del año que viene y con una inversión de 1,2 millones de euros.

En el caso de la avenida de los Cubos, ya se han renovado todas sus instalaciones subterráneas y se ha echado la plancha de hormigón sobre la que se está empezando a colocar el nuevo adoquinado con el fin de poner en valor el entorno del monumento, a cuya vera se recuperarán los espacios verdes existentes hasta el momento.

El proyecto prevé además una franja de 1,8 metros de ancho que estará pegada a las fachadas de las edificaciones y que será accesible y libre de obstáculos. Otra estará destinada a la colocación de árboles y mobiliario urbano y una tercera se reservará para el acceso de vehículos de emergencias, residentes y carga y descarga.

Sin embargo, el panorama es aún bien distinto en la calle Carreras, puesto que los trabajos estuvieron parados hasta que la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural marcó la línea a seguir para preservar los restos de los cubos derruidos en 1906 para facilitar el tránsito de los carruajes de la época y de los primeros vehículos a motor.

Tras desautorizar la opción inicial de proteger y cubrir los restos de los siete cubos, el proyecto aprobado es el que deja a la vista el alzado de los mismos mediante la creación de un espacio adecuado y respetuoso con el monumento en toda la calle Carreras.

El tratamiento propuesto por el Ayuntamiento de León se centraba en la exhibición los dos cubos más cercanos a la plaza del Espolón, que son los mejor conservados, pero Patrimonio dictaminó que debe extenderse al resto, reconstruyendo su perímetro por medio de mampostería o sillería en los tres que no lo conservan y aplicando un relleno de bolos y argamasa. El contorno y núcleo de los cubos debe sobresalir claramente por encima de la plataforma de cimentación de la muralla y la idea pasa por organizar la calle en dos niveles. En el más bajo estarán los restos de los cubos separados por zonas verdes y en el superior se ejecutará la zona de circulación con bancos corridos que sustituirán a los semicirculares previstos inicialmente.
Volver arriba
Newsletter