Publicidad
Los castañicultores bercianos aplauden la unidad institucional para luchar contra la avispilla

Los castañicultores bercianos aplauden la unidad institucional para luchar contra la avispilla

ACTUALIDAD IR

La avispilla se nota en las hojas de los árboles, en las que aparecen unos bultos. Ampliar imagen La avispilla se nota en las hojas de los árboles, en las que aparecen unos bultos.
Mar Iglesias | 04/06/2020 A A
Imprimir
Los castañicultores bercianos aplauden la unidad institucional para luchar contra la avispilla
Agroalimetación Gracias a la ayuda de la Diputación y de la Junta se han podido soltar 657 dosis de Torymus sinensis en la comarca, 165 en la zona de Tres Valles
La Asociación de Castañicultores de los Tres Valles, Valcarce, Balboa y Barjas valora como un éxito la intención que planteó hace ocho meses de reunir a las administraciones para tomar medidas contra la acuciante avispilla del castaño.

Recuerda que esa preocupación por la enfermedad les hizo reunirse en Trabadelo para analizar “el grave problema de la avispilla del castaño” que vivía esa zona y “sus repercusiones ambientales y económicas para nuestra comarca”. Por eso los castañicultores procedieron a reunir a los estamentos más próximos con el fin de tomar decisiones frente a esa plaga y, “con la unidad de todos, conseguir los medios destinados a la adquisición del Torymus sinensis, depredador natural de la avispilla del castaño y, de esta manera, luchar contra la plaga y paliarla”, recuerda la agrupación liderada por José Luis García. Aquella iniciativa fue fructífera y consiguió que Diputación de León y Juan fueran aliados en estas sueltas. Algunos municipios, como Villafranca, también aportaron para que fuera así.

En todo el Bierzo se han sembrado 657 dosis, y en los montes de los cuatro municipios donde la Asociación está radicada (Balboa, Barjas, Trabadelo y Vega de Valcarce), se han repartido 165 dosis. “Esta es una actuación sin precedentes en nuestros montes, por su transcendencia económica y ambiental que, por tratarse de una buena práctica, de planificación, de trabajo, de coordinación, de organización y, sobre todo de unión de todos los estamentos implicados, es necesario darle difusión como paradigma”, explican.

Pero apunta la agrupación que este “es solamente el comienzo de una labor continuada que será necesario llevar a cabo durante varios años hasta doblegar la plaga de la avispilla con la que tendremos que convivir en el futuro”. Además, “este trabajo habrá que hacerlo dentro del contexto de crisis económica, en la que ya estamos, por lo que será más costoso conseguir los recursos. Tenemos que concienciarnos que igual que se ayudará a muchos sectores productivos, el nuestro, la castañicultura, también lo es y, además, de suma importancia para nuestra comarca y, en especial, en pueblos afectados por el fenómeno que hoy conocemos como la España vacía”, explica.

La Asociación de Castañicultores de los Tres Valles se compromete a continuar colaborando con todos los estamentos oficiales, a los que pide que sigan adelante con el trabajo “diligente y unido de estos meses”.
Volver arriba
Newsletter