Publicidad
Los buenos principios

Los buenos principios

DEPORTES IR

Ampliar imagen
| 17/10/2020 A A
Imprimir
Los buenos principios
Opinión Por Pablo Campos
Es chocante. Toda la Segunda B coincide en la importancia de salir en tromba, sumando sin cesar desde el comienzo del campeonato, y la mayor parte de los equipos han remozado sus plantillas, movido el banquillo e, incluso, dado un volantazo al plan. Una larga pretemporada no da para presentarse en la línea de salida con todas las garantías. Ni siquiera con todos los jugadores, fichajes estelares de última hora para abaratar su coste. Pero a los entrenadores, como David Cabello, se les exigirá victoria y juego inmediatos. Es el precio de ponerse al frente de un proyecto de estas características que sorteó los ¿profundos? recortes anunciados con cierta pericia comunicativa.

Al primer partido arrastrará la Cultural la sombra de la duda que ha planeado durante todo el verano porque la ambiciosa idea del nuevo entrenador requiere mimbres y tiempo, mucho tiempo. ¿Lo tendrá? Responderán los mismos resultados. En la mochila, varias tareas.

Solventado con buen tino el necesario recambio en la portería, la fragilidad del equipo alarma y no está de más recordar que un defensa debe ser defensa y que la puerta del éxito se abre desde los cimientos. Al menos en la Segunda B, salvo que te apellides De la Barrera.

El órdago del novel Cabello está lanzado: “hagan juego”, pregona. De la capacidad de adaptación a las circunstancias dependerá el éxito de su andadura en el Reino. El perfil de algunos zagueros chirría en este escenario, carece de un centrocampista con jerarquía y dinamismo, pero cuenta con un atractivo libreto y una delantera de ensueño a ojos del hincha. La madurez de Dioni, el desequilibrio de Kawaya, la fiabilidad de Héctor, la polivalencia y olfato de Bravo, la magia de Pipo, el talento de Fuentes…la incógnita de Ciampichetti. Amenaza permanente, sí, pero el resto de favoritos se ha armado hasta los dientes porque en la guerra tan necesario es un buen ataque como una mejor defensa.

La última edición de la Segunda B dibuja batalla sin cuartel. Que levante la mano quién no elevó la voz contra la ampliación y la reforma del sistema, solo apto para estudiosos. Ahora, a unas horas de alzar el telón, suena a rock and roll. Deportivo, Numancia, Racing, Charles, Biabiany, Rubiales...el virus. La emoción está garantizada desde el pitido inicial. También la exigencia. Mareo no admite coartada.
Volver arriba
Newsletter