Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Los Barrios no soportan más la dejadez de las administraciones y exigen mejoras

Los Barrios no soportan más la dejadez de las administraciones y exigen mejoras

EL BIERZO IR

El Bar Calores de Villar ha cerrado desde hace décadas. | GERMÁN RAMOS Ampliar imagen El Bar Calores de Villar ha cerrado desde hace décadas. | GERMÁN RAMOS
Mar Iglesias | 19/04/2019 A A
Imprimir
Los Barrios no soportan más la dejadez de las administraciones y exigen mejoras
Sociedad Las promesas incumplidas escuecen en tres poblaciones BIC que no han visto llegar la fibra óptica, ni el autobús diario ni la reparación del acceso principal
El olvido de las administraciones a las reivindicaciones que corporación tras corporación han efectuado desde los tres pueblos que conforman Los Barrios, en Ponferrada, ha calentado las críticas de los vecinos, que aseguran que ven caer en picado las cifras de población por culpa de esa falta de mejoras. Si hace 50 años eran 400 los vecinos que se daban cita en este recoleto rincón berciano, hoy son 290, según datos del Instituto Nacional de Estadística, INE los censados. La mayoría viven en Villar, unos 120 y Salas y Lombillo coquetean con la treintena. Pero la realidad es que para prácticamente la mitad de ellos Los Barrios es su segunda residencia.Y el goteo amargo continúa, ya como un chorro abundante, sin que se tomen medidas al respecto. Por eso vuelven a incidir en esas peticiones, con el temor de que «en apenas una generación», puedan pasar a ser pueblos para el recuerdo.

A la espera de recuperar la categoría de Entidad Local Menor, algo que ha solicitado el grupo IU mediante una moción a pleno por ellos, y que les haría ser Junta Vecinal, manifiestan su lamento en un montante de solicitudes.

Desde Villar de los Barrios, el presidente de la Asociación Bierzo Vivo, Nicolás De la Carrera apunta una común, la más notable, el acceso. Asegura desde la agrupación que preside que «es un desastre el primer tramo desde Puente de Boeza hasta Campo y el acceso a Villar sin arreglar de verdad desde hace 20 años». Esta última acaba de beneficiarse de una mejora, pero apuntan que «con gravilla y tapando algunos baches».

Los vecinos, tanto por las redes como en las calles, han manifestado su «bochorno» por el ‘rifirrafe’ mediático entre el gobierno popular de la Diputación y Coalición por el Bierzo por la autoría de esa «irrisoria» mejora temporal, dicen. Ya en 2016 se asignó presupuesto al arreglo de la parte de la carretera «que nunca se realizó y no se sabe dónde fue a para ese dinero previsto en 2017, dicen que a Peñalba», explican. Se hablaba de una inversión de 355.274,56 euros para el ensanche y mejora de la carretera LE-5228 entre Ponferrada y Salas de los Barrios por parte de la Diputación, incluso la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo llegó a aplaudir esa inversión, lamentando no poder realizarla desde al Consistorio por la negativa de la oposición a aprobar los presupuestos.

Otra de las exigencias es la implantación de la fibra óptica en los tres pueblos y la mejora de la cobertura telefónica y televisiva. Reconoce desde Villar De la Carrera que la falta de buenas conexiones por internet «ha frenado que algunas empresas se hayan instalado aquí y fijar la población. La fibra parece ser que ha llegado hasta la entrada de Villar hace un año pero aun no ha llegado a ramificarse por el pueblo ni acercarse a Salas y Villar».

Y en cuanto a permitir un acercamiento vial eficaz, lamentan no contar con un autobús público diario. Reconocen que llevan años a la espera «otra de las promesas incumplidas de Área Rural en su campaña hace cuatro años. Y además nos ponen una marquesina para un bus que solo viene las mañana del miércoles y sábados (días de mercado en Ponferrada)». Esa estructura desentona con la estética de los pueblos y apuntan que «no ha sido aprobada desde Patrimonio y no respeta ningún criterio en una localidad BIC. Área Rural la ha colocado sin informar ni pasar los trámites correspondientes», dicen.

En cuanto a Patrimonio, los vecinos apuntan a la necesidad de redactar un Plan Especial de Conservación del Conjunto BIC que ya se había anunciado. En cuanto a medidas más concretas, pide el cambio de mobiliario urbano en la plaza de Villar y de la marquesina. Solicita el arreglo urgente de las iglesias de la Visitación en Salas y la Encarnación en Lombillo y la reconstrucción de muros de acceso al puente de San Martín, además de los muros caídos en Las Cárceles de Salas. Consideran fundamental realizar una actuación en la histórica casona de Las Carralas y que se elimine el IBI para las casas que tienen protección.

Los vecinos consideran que se debería establecer un convenio entre Ayuntamiento y el Obispado para realizar la Ruta de las 5 iglesias. Esa fue una iniciativa turística que tuvo especial incidencia en sus inicios. Por eso el turismo emerge en esos pueblos como una de las bases más importantes para su crecimiento. Es lo que justifica que soliciten facilidades en la concesión de licencias y ayudas para la apertura de nuevos servicios en el pueblo (como casas rurales, bares, hoteles…) . Eso, sumado a la señalización y limpieza de rutas y caminos como los abiertos en Villar (Ruta circular y Ruta del Wolfram), alentaría el futuro de los pueblos, además del apoyo a sus actividades culturales relacionadas con el desarrollo turístico con Villar de Los Mundos y el Festival Navideño de Salas.

La agrupación Bierzo Vivo ha intentado que se firme un convenio más amplio para que esas colaboraciones tengan mayor respaldo, pero no lo ha conseguido. Los tres pueblos han decidido organizarse en una posible «plataforma» con el fin de sacar la cabeza de sus reivindicaciones de la forma que sea, sin descartar ninguna actuación.


«Pagamos los mismos impuestos que en la ciudad, pero aún tenemos caminos de tierra»


Desde Salas de los Barrios, la Asociación el Encinal, además de las necesidades comunes a los tres pueblos, apunta otras específicas y que además consideran «prioritarias» como la restauración de la pavimentación de la arteria vial principal o la sustitución del pavimento de la plaza, por considerar el actual endeble.

Además, solicitan con urgencia la instalación de un aseo en la planta baja del edificio de Servicios múltiples, (antiguo dispensario médico), atendiendo las necesidades de las vecinos con discapacidades físicas y establecer agua corriente en la planta baja de ese edificio, así como reparar sus imperfecciones y pintura.

Piden que los contenedores de residuos se reubiquen «en puntos accesibles» teniendo en cuenta la población mayor de estos pueblos y que se instalen puntos de luz desde San Lázaro hasta la plaza, además del acondicionamiento de las infraestructuras necesarias en los bajos del actual edificio del dispensario médico para la posible instalación de un quiosco de verano. Sin tanta premura, pero como necesidades secundarias, los vecinos de Salas piden la reparación de los caminos de labranza y la limpieza de los terrenos públicos al lado del casco urbano. Solicitan también la colocación del techo del edificio histórico que ha sido recuperado de Las Cárceles «para poder establecer un futuro museo de etnografía y de viticultura» y también levantar las paredes caídas en el Camino de San Martín. Además, instan a las autoridades locales a desescombrar los montes públicos «como medida preventiva», dicen.

Desde Lombillo, la Asociación de Vecinos El Fontanón lamenta contar aún con calles de tierra olvidados «y pagamos los mismos impuestos» que en la ciudad, apuntan. Recuerdan que sus necesidades son conocidas en el Consistorio, donde las han registrado desde hace ocho años, sin encontrar respuesta a las mismas «eran obras de mantenimiento del pueblo y pocas o ninguna se han llevado a cabo». Por eso recuerdan que solicitaron que se mantuvieran los jardines y se limpiaran los cortafuegos, además de poner piedra en las calles. Solicitan también que se señalice la velocidad de circulación y se reparen los espejos para facilitarla «que están en deplorable estado».

Un ultimo apunte reivindicativo es el arreglo de los caminos comunales que recorren las viñas de los tres pueblos, en especial en la zona de la Calabaza. Consideran que esas solicitudes, si hubiera voluntad para ejecutarlas, se podrían haber realizado con el personal propio de obras.
Volver arriba
Newsletter