Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Los Ayuntamientos bercianos redujeron su deuda viva un 40% en el último lustro

Los Ayuntamientos bercianos redujeron su deuda viva un 40% en el último lustro

ACTUALIDAD IR

Fachada del Ayuntamiento de Ponferrada en una imagen de archivo. Ampliar imagen Fachada del Ayuntamiento de Ponferrada en una imagen de archivo.
A. Cardenal | 21/07/2019 A A
Imprimir
Los Ayuntamientos bercianos redujeron su deuda viva un 40% en el último lustro
Política Municipal En 2013, las corporaciones locales de la comarca adeudaban 60,6 millones por los 36,4 del año 2018 / Ponferrada ha reducido su deuda en 13 millones de euros
Los Ayuntamientos del Bierzo rebajaron su deuda viva -un concepto financiero que se usa para señalar el saldo de la deuda que los ayuntamientos tienen contraída con la banca a una fecha determinada- en un 40% durante el último lustro.

Según los datos relativos al último ejercicio difundidos este mismo mes de julio por el Ministerio de Hacienda, las corporaciones locales de la comarca tenían pagos pendientes a entidades bancarias por valor de 36,4 millones de euros, una cifra importante, pero notablemente inferior a la de hace apenas cinco años.

Y es que en 2013, la deuda viva ascendía hasta los 60,6 millones de euros. Fue entonces cuando se aprobó la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, una medida que buscaba poner fin a los despilfarros que se habían producido en las pequeñas administraciones y que aspiraba a rescatar principios como estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, olvidados durante la época de las ‘vacas gordas’.

El propio ministerio de Hacienda entonces encabezado por Cristóbal Montoro preveía un ahorro de hasta 4.000 millones de euros por ejercicio, una previsión que se ha cumplido, ya que el año pasado la deuda viva en las corporaciones locales de todo el país se redujo en 3.177 millones de euros.

Y el Bierzo no ha sido ajeno a esta tendencia. Los efectos de la medida se dejaron sentir inmediatamente en la comarca, que a 31 de diciembre de 2014, apenas un año después de la entrada en vigor de la nueva normativa, ya había conseguido disminuir en seis millones sus deudas con la banca, la mayor reducción de los últimos cinco años.

En cualquier caso, desde entonces solo se han producido descensos. En 2016 se logró bajar de la barrera de los cincuenta millones de euros y en los dos últimos años la deuda ha caído en diez millones, una cuantía que según las previsiones del ministerio, continuará bajando durante los próximos años.

Ponferrada se pone las pilas


El principal artífice de la reducción de la deuda viva ha sido el Ayuntamiento de Ponferrada. El Consistorio de la capital berciana, que incluso quintuplica en envergadura al del resto de municipios importantes de la comarca, llegó a acumular una deuda viva de 41 millones de euros, lo que suponía casi un 70% del total.

En este momento, los importes pendientes de pago ascienden a un valor de 28 millones de euros, una reducción notable, pero que obliga a seguir vigilando los gastos municipales.

Otro de los municipios que también ha priorizado la eliminación de deuda ha sido Bembibre. La capital del Bierzo Alto, a 31 de diciembre de 2018, prácticamente había dejado su deuda a cero –según los datos del ministerio es de 13.000 euros– cuando en 2014 ascendía a casi dos millones de euros.

De hecho, solo entre 2017 y 2018 el Ayuntamiento logró reducir sus importes pendientes de pago en casi un millón de euros.

También en Carracedelo el ahorro se ha incrementado. En 2014 el municipio debía 721.000 euros, pero los dos últimos ejercicios han finalizado con deuda cero.
Volver arriba
Newsletter