Publicidad
Los agentes medioambientales no descansan en la pandemia

Los agentes medioambientales no descansan en la pandemia

DEPORTES IR

Recuperación de senderos y entradas a los ríos de León. | R.P.N. Ampliar imagen Recuperación de senderos y entradas a los ríos de León. | R.P.N.
Rodrigo Prado Núñez | 17/05/2020 A A
Imprimir
Los agentes medioambientales no descansan en la pandemia
Pesca El trabajo en los ríos, con el objetivo de preservar y protegerlos, es intenso durante estos días previos al inicio de temporada
Los Agentes Medioambientales, vigilantes y personal laboral de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, dependientes de los Servicios Territoriales de Medio Ambiente de León, están realizando diferentes actuaciones relacionadas con la preservación, protección y conservación de los ríos de nuestra provincia.

Las avenidas extraordinarias que se produjeron en el mes de diciembre obligaron a la Confederación Hidrográfica del Duero, organismo autónomo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica, a constituir un Comité de Seguimiento ante el episodio excepcional de dichas crecidas. Así, la C.H.D a lo largo de estos meses, han venido desarrollando distintas labores para mejorar la capacidad hidráulica en los cauces afectados por esas avenidas, que derribaron árboles y generando grandes tapones por acumulación de troncos, que fueron retirados para evitar posteriores daños.

Se han retirado numerosos árboles caídos por las riadas que impedían el acceso a varios ríos De forma paralela, el personal mencionado dependiente de la Junta de Castilla y León, han estado retirando los numerosos árboles caídos y madera acumulada por las riadas y que impedían el desplazamiento por los caminos de acceso. Sendas estas que suelen discurrir paralelos a los ríos y que son muy utilizados por los lugareños y pescadores.

Este invierno, diferentes borrascas han afectado a toda España, con fuertes vientos, lluvias y nevadas que han propiciado intensas avenidas, causando grandes desbordamientos en nuestros ríos y generando numerosas incidencias en los caminos, sendas y señalizaciones, así como acumulación de restos antrópicos, etc. Al verse inundadas las vegas y riberas ha hecho que los restos antrópicos (plásticos, latas, ruedas, etc.) se hayan acumulado en diversos puntos, lo que ha obligado a actuar y retirarlos, clasificándolos y trasladándolos hasta los contenedores de reciclaje oportuno, o directamente hasta el punto limpio mas cercano.

Dentro de la recogida de restos que se están efectuando, se plantea el importante problema de la presencia de numerosos puntos con presencia de uralitas y diversos materiales de la construcción, que requieren de personal especializado para su retirada, y la única posibilidad es identificar los puntos para ponerlo en conocimiento de las entidades correspondientes. También ha sido importante el volumen de llantas retiradas de las inmediaciones de los cauces, al tratar algunos ciudadanos ahorrarse la tasa de reciclaje de los neumáticos o simplemente por su comodidad y desprecio a la naturaleza.

La contaminación de los ríos es uno de los mayores problemas ambientales. La mayoría de los plásticos y basuras que se abandonan en la naturaleza acaban en el río. Esto se aprecia muy bien tras estas extraordinarias crecidas, porque en la vegetación de ribera quedan atrapadas muchas de la inmundicia arrastrada por el agua.

Señales y senderos

Reponer señales, recuperar senderos y facilitar la entrada al río. Bien por las avenidas mencionadas o por las muchas actuaciones incívicas de algunos ciudadanos, hace que sea necesario reponer de forma anual un importante número de señales que delimitan y señalizan los tramos de pesca, cotos, AREC, EDS y refugios de pesca. Los senderos de pescadores discurren por las márgenes orográficas del río en medio de la severidad del medio natural y te conducen a las distintas zonas de pesca y es por esto que, de forma sistemática, se trata de mantener las distintas sendas y accesos a la lámina de agua de los ríos, efectuando labores de desbroce y recuperación. Todo ello en función de la disponibilidad de medios.

El Porma ha tenido una actuación más intensa en cotos como Cerezales, Vegaquemada o Marne Este año el río Porma ha tenido una actuación especialmente intensa en cotos como Cerezales, Vegaquemada, Codados I y II, así como en los AREC de Lugán y Marne. En el caso del río Esla, donde prolifera una basta vegetación, se ha actuado en el E.D.S. de Villomar y actualmente se está trabajando en los cotos Quintana de Rueda, Gradefes y Pesquera. En el río Órbigo también se ha actuado en los tramos que se consideran más emblemáticos, E.D.S. de Santa Marina del Rey y Villanueva de Carrizo, así como en el coto de Sardonedo. En el río Omaña, se ha intervenido en el coto del Castillo y también se ha realizado una adecuación importante de las sendas, así como se ha hecho extensible alguno de los tramos libres.

Todas estas funciones se han llevado a cabo sin descuidar su cometido de prevenir y perseguir las infracciones administrativas y los delitos medioambientales. Los Agentes Medioambientales, que en el ejercicio de sus funciones tienen el carácter de agentes de la autoridad y la consideración de policía judicial genérica, están ahí para ayudarnos y su presencia la debemos de tomar como salvaguardia del medioambiente y de garantía de nuestra seguridad. Los pescadores debemos de prestarles nuestra colaboración en el ejercicio de sus funciones y agradecerles todo lo que hacen por el bien del río y de la naturaleza. Solo, tan solo, el furtivo es el que los tiene que temer.
Volver arriba
Newsletter