Publicidad
Los 8 templos del cocido leonés para este invierno

Los 8 templos del cocido leonés para este invierno

ACTUALIDAD IR

El colorido del cocido leonés con su sopa, morcilla, la carne, el relleno, el vino... | L.N.C. Ampliar imagen El colorido del cocido leonés con su sopa, morcilla, la carne, el relleno, el vino... | L.N.C.
D.L.M. | 25/01/2022 A A
Imprimir
Los 8 templos del cocido leonés para este invierno
Gastronomía Una selección de restaurantes de la capital y sus alrededores expertos en el mítico plato
Días como estos de mediados de enero, que comienzan con una ‘pelona’ de varios grados bajos cero, el sol que se va elevando por un cielo raso que al mediodía, casi, casi, parece que hasta calienta. Eso si no es una jornada de gélida niebla, de inoportunos aguaceros o de nieve a trapo, que cada vez menos, pero los hay. Días de otoño y de invierno que son una excusa perfecta —cómo si hiciera falta— para buscar la mejor compañía y compartir un buen cocido leonés.

Existen tantas versiones como personas, pero la sopa, los garbanzos, el chorizo, el tocino, el lacón y el morcillo son innegociables. Luego ya hay quien es fanático del relleno —que algunos llaman tortilla de pan— con su ajo y su perejil, aunque a otros les dé igual. Algunos también le ponen berza, gallina o morcilla o lo acompañan con piparras. También es fundamental la cantidad y presentación de la oreja, la costilla o la lengua de vaca.

Hay quien come sopa, sopa con garbanzos, los garbanzos solos, los garbanzos con morcilla o berza... Incluso es un arte dar cuenta de este plato. Hay quien come la sopa por un lado y los garbanzos por otro y ya se pasan al compango. Pero también hay quien come sopa, sopa con garbanzos, los garbanzos solos y los garbanzos con morcilla o berza y luego ya comienza con ‘lo del larguero’ (fuente).

Horas y horas se puede estar teorizando sobre este gran plato, que más que plato es menú y que ha evolucionado desde una cocina puramente tradicional hacia formas más modernas. El cocido leonés, como no podía ser de otra manera, cuenta por toda la provincia con auténticos templos para los de devotos de esta receta básica de la gastronomía leonesa. Hemos seleccionado algunos de la capital y sus alrededores para estos días invernales:

  1. Sorrento
  2. La Casa del Cocido
  3. El Altar
  4. Mina
  5. Restaurante Marino II (Villaobispo)
  6. Casa Estrella (Villaobispo)
  7. El Abuelo (Trobajo del Camino)
  8. Los Claveles (Azadinos)

A continuación una breve descripción del cocido leonés de cada restaurante, los horarios y los datos de contacto para las reservas.


Sorrento

El auténtico especialista en cocido, lo tienen todos los días al mediodía. Se presenta adaptado al número de comensales, en diversas fuentes y cazuelitas, lo que facilita el reparto de cada ‘asalto’.
Calle Bernardo del Carpio, 1, León. Todos los días.

La Casa del Cocido

Una sopa fina, pero con sabor, seguida de garbanzos pico pardal, “el mejor del mundo ahora mismo”, como explica el camarero. Piparras, morcilla, berza y no falta la oreja, morcillo, tocino, costilla y lengua. Además, pan de masa madre para apoyar y rebañar, más prieto picudo tinto para faciiltar aún más el paso.
Calle Serradores, 4, León. Todos los días. 18 euros.

El Altar

En el corazón del Barrio Húmedo. Un cocido que mantiene todo su carácter tradicional, pero acorde con los actuales tiempos, más mesurados.
Calle Plegaria, 10, León. Todos los días. 16 euros más bebida de lunes a viernes. 18 euros más bebida los fines de semana.


Mina

El de toda la vida, con toda fidelidad a la receta tradicional. Se sirve al centro y tajadas completas. El paradigma del cocido. Y con postre también casero.
Calle Misericordia, 4, León. Todos los días, 18 euros.


Restaurante Marino II, Villaobispo

Un cocido hogareño, con todo el sabor de lo familiar. Una sopa de esas cuyo secreto no se desvela y que ya deja al comensal bien preparado para el resto del festín. Los sirven los miércoles. Mejor reservar porque se acaba…
Calle Benigno González, 5, Villaobispo de las Regueras. 12 euros.

Casa Estrella, Villaobispo

En un ambiente cuidado y muy tranquilo, con toques personales que le dan un estilo muy particular sin renunciar a lo esencial del cocido.
Plaza el Caño, 4, Villaobispo. Solo por encargo, mínimo seis personas. 20 euros más bebida y postres.

El Abuelo, Trobajo del Camino

Con la autenticidad de lo cotidiano, un cocido leonés capaz de transportar al comensal a esos buenos sencillos y alegres. Completo, contundente, la morcilla se sirve entera y destaca el relleno.
Calle Los Mesones, 6, Trobajo del Camino. Necesario reservar. Los viernes. 16 euros.

Los Claveles, Azadinos

Un cocido ‘depurado’, de sabores diferenciados sin perder la imprescindible unidad del conjunto. Por supuesto, para ir sin prisa.
Calle Los Llamargos, 4, Azadinos Necesario reservar. Los jueves. 15 euros.
Volver arriba
Newsletter