Publicidad
Lois

Lois

OPINIóN IR

24/03/2021 A A
Imprimir
Lois
Acabamos de estrenar una nueva primavera y, oye, la verdad es que parece que apetece perderse en algún rincón de nuestra tierra; que tenemos a tiro de piedra un montón de lugares que merece la pena visitar. ¿Qué me dices? ¿Te animas?

Déjame que, en esta ocasión, te sugiera adentrarte en la Montaña Oriental y acercarte hasta Lois, en el municipio de Crémenes, a orillas del río Dueñas. Hará ya cuatro años que fui por última vez, así que ya va siendo hora de volver… Además, en estas semanas de atrás salía la Cátedra de Latín, tras su rehabilitación –que ya la necesitaba–, de la Lista Roja del Patrimonio de la Asociación Hispania Nostra, en la que ya sabes que figuran elementos patrimoniales en riesgo de desaparición; así que, mira… ya tengo un motivo más…

Sí, he dicho bien: la Cátedra de Latín. No suena mal, ¿eh? Fue fundada en 1740 por Jerónimo Rodríguez-Castañón como Estudio de Gramática, y serviría para tal fin durante más de dos siglos; y, a partir de mediados del pasado, para otros: biblioteca, teleclub, casa parroquial…

Llama la atención –no me digas que no– que un pueblo pequeño, que no llegará hoy al medio centenar de habitantes, contara en tiempos con una institución así, lo que nos puede dar una idea de la importancia que debió de tener en el pasado.

Singular es la ‘Casa del Humo’, distribuida en dos plantas –la vida se ‘hacía’ principalmente en la de arriba–, de piedra y madera… y sin chimenea, lo que propició las ‘estalactitas’ ennegrecidas que se han ido formando, con los años, en el techo –que es de paja– y en las paredes.

Pero, por encima de todo, destaca su iglesia, impulsada por Juan Manuel Rodríguez-Castañón, y consagrada en 1764, siendo este obispo de Tuy. ‘La catedral de la Montaña’ la llaman; y, desde luego, el edificio –de mármol rojizo, procedente del entorno– bien lo parece…

En conjunto, es innegable que Lois impresiona. Solo recorrer el pueblo, sin prisas, ‘degustando’ cada esquina, cada calle, cada casa… te hace disfrutar a cada paso que das.
Volver arriba
Newsletter