Publicidad
Lobos de dos pelajes

Lobos de dos pelajes

OPINIóN IR

27/09/2018 A A
Imprimir
Lobos de dos pelajes
En Castilla y León y en Asturias. Pareciera que el problema ambiental por antonomasia fuera que hay demasiados lobos en estos territorios. Cada vez que un político rebuzna sobre este tema, siempre lo hace para decir lo mismo, que hay que matar a muchos de esos animales porque causan múltiples estragos en las ganaderías locales, aunque más bien pudiera sospecharse que lo que realmente molesta es que esos lobos, los de verdad, no sean de su camada. Los animales a los que quieren eliminar juegan un papel primordial en el mantenimiento de los equilibrios inestables en los que se mantienen nuestros bosques y nuestros montes. Son animales fieles, hasta la muerte, al grupo familiar y social del que forman parte. No roban, no engañan ni matan a ninguno de los suyos. No medran al amparo del más fuerte, aunque el más fuerte proteja siempre a los más débiles. El que ocupa posición de privilegio en su grupo social lo hace porque se lo ha ganado. En sus grupos nadie regala nada. Todo lo que tienen lo han conseguido con lucha y sacrificio, dándolo todo por el bien colectivo.

Sí, provocan muertes de ganado, hecho que nadie nunca debiera negar, pero en ese caso debiéramos ser nosotros, la sociedad que presume de respeto por el medio y lo vivo que en él habita, quienes debemos sufragar los daños causados de manera inmediata. No debieran pasar ni 24 horas desde la muerte de los animales domésticos hasta que el dannificado fuera resarcido de los daños causados por ese animal que mata para comer, nunca por placer o por venganza. Luego, si acaso, sométase a estudio el hecho denunciado por si fuera objeto de engaño y fraude y, entonces, sanciónese convenientemente al defraudador y aprovechado del engaño.

Los lobos son animales salvajes cargados de dignidad y entrega a los suyos. Quienes denuncian sus poblaciones como si no hubiera causa de mayor interés que solucionar, bien harían en limpiar sus fauces de la sangre, metafórica o no, que alimenta sus carreras. Son lobos con pelaje distinto.
Volver arriba
Newsletter