Publicidad
LNC Cofrade: Via Lucis

LNC Cofrade: Via Lucis

ACTUALIDAD IR

El Via Lucis de Jesús Sacramentado ‘inauguró’ en León el Domingo de Resurrección. | L.N.C. Ampliar imagen El Via Lucis de Jesús Sacramentado ‘inauguró’ en León el Domingo de Resurrección. | L.N.C.
Xuasús González | 27/04/2019 A A
Imprimir
LNC Cofrade: Via Lucis
LNC Cofrade La gran novedad en la Semana Santa de 2019 llegó de la mano de Jesús Sacramentado
La Semana Santa de 2019 cayó tarde. León tenía ganas de procesiones, y la espera llegó a su fin pasadas las ocho de la tarde del 12 de abril, al salir de su templo la Virgen del Mercado; o aún antes, en la tarde-noche previa, cuando –entre una multitud– era bajada la imagen de su camarín, por el presbiterio y no por la sacristía, y entronizada en ambiente de oración.

Sábado de Pasión y Domingo de Ramos discurrieron con normalidad y, ya el Lunes Santo, el Lignum Crucis de Minerva –con la cruz antigua– fue el ‘protagonista’ de la Procesión de la Pasión al formar parte del cortejo en lugar de la Piedad. Y en la Adoración de las Llagas, la reliquia del Santo Sepulcro de Jerusalén procesionó a los pies del Cristo Esperanza de la Vida, como haría también el Sábado Santo.

El Martes no hubo indulto en la Procesión del Perdón –el Consejo de Ministros denegó la solicitud de la cofradía–, aunque sí se materializó la libertad condicional de un recluso.

La amenaza de precipitaciones propició la suspensión de los tres cortejos en una tarde de Miércoles Santo en la que la Bienaventuranza rendía homenaje a los donantes de órganos y trasplantados. Ya por la noche, la lluvia obligó a realizar a cubierto, por primera vez en su historia, la Ronda Lírico-Pasional del Desenclavo, cuya mantenedora era Laura Cordero, y a que el ejercicio del Via Crucis de las Siete Palabras tuviera lugar en el interior de San Marcelo.

En la mañana del Jueves, la lluvia se adelantó a las previsiones, y la Bienaventuranza tuvo que acortar su recorrido tras su acto ante la Catedral. Por la tarde, ninguna de las procesiones pudo salir a la calle mientras que La Ronda, a medianoche, sí se celebró.

Jesús arriesgó el Viernes y salió con un ligero retraso. Apenas llovió al comienzo de la procesión y en El Encuentro, si bien acortó su recorrido evitando Ordoño II, Gil y Carrasco y Burgo Nuevo. Por la tarde regresó el buen tiempo, y la normalidad a las procesiones; y también en el Sábado Santo.

La gran novedad de este año fue el nuevo desfile procesional con el que Jesús Sacramentado ‘inauguró’ el Domingo de Resurrección. Al término de la vigilia pascual de san Isidoro, en torno a las 00:45 horas, salió a la calle el paso de Jesús de la Esperanza para el ejercicio del Via Lucis que, durante alrededor de una hora, a horqueta y sin banda, recorrió las inmediaciones de la basílica.
Volver arriba
Newsletter