Publicidad
LNC Cofrade: Propuesta de fusión

LNC Cofrade: Propuesta de fusión

LNC COFRADE IR

Los abades de Minerva y de Angustias, hace unos años, en Santa Nonia. | L.N.C. Ampliar imagen Los abades de Minerva y de Angustias, hace unos años, en Santa Nonia. | L.N.C.
Xuasús González | 27/02/2021 A A
Imprimir
LNC Cofrade: Propuesta de fusión
LNC Cofrade En 1967, Minerva y Angustias acordaron iniciar conversaciones sobre su posible fusión
La Cofradía de Minerva propuso en 1967 un ‘giro de timón’ que, de haber prosperado, hubiera cambiado el rumbo de nuestra Semana Santa: su fusión con Angustias; un episodio del que hoy damos a conocer algunos detalles gracias a Javier Cantalapiedra, quien nos ha facilitado documentación al respecto que custodia en su archivo personal.

El 21 de abril –poco después de Semana Santa, y en año impar– la junta de seises de Minerva «acordó por unanimidad» proponer a la de Angustias «iniciar conversaciones […] para tratar de ver si existe posibilidad de llegar a una fusión de ambas Cofradías […], y si procediese, someterlo después a deliberación de las respectivas Juntas Generales de ‘Hermanos’». Así se lo comunicó al día siguiente su abad, Manuel Cantalapiedra –que ya había expresado tal deseo en la prensa local–, al de Angustias, Juan Torices.

Entre las catorce razones enumeradas por Minerva –algunas son más bien propuestas, como una posible denominación: «Nuestra Señora de las Angustias y Soledad, Minerva y Vera-Cruz»– destacaba que ambas cofradías tenían la misma «misión […]: Organizar la Procesión del Santo Entierro» –una y otra solamente sacaban entonces a la calle este cortejo en Semana Santa, y cada dos años–; y también reducir gastos, tanto las cofradías –cuya vida no era «próspera, sino lánguida»–, como sus hermanos que, en buena medida, lo eran de ambas.

Pero no todos lo veían igual. Ángel Suárez Ema, seise honorario de Minerva –y abad en 1938-1939– dirigía el 10 de mayo un escrito a la junta de gobierno reprobando la iniciativa, principalmente por no haberlo dado a conocer antes, ni en junta general, ni al obispo, Luis Almarcha.

Angustias, por su parte, había aceptado enseguida la propuesta: reunida su junta de seises el 26 de abril, según consta en el libro de actas –el 27 si se atiende a la carta de respuesta, fechada el 2 de mayo– formó una comisión –el abad, Juan Torices, el secretario, Gabriel Pantaleón, y el seise Julio Flecha, que había sido abad entre 1962 y 1964– para iniciar conversaciones con Minerva.

Es razonable, pues, suponer que se producirían contactos… aunque –huelga decirlo– no fructificaran. Pero, que sepamos, no hay más información al respecto. Nada se refleja en actas de juntas posteriores de Angustias. Minerva, por su parte, no conserva –según nos han manifestado– documentación de la época.

Volver arriba
Newsletter