Publicidad
LNC Cofrade: Extraordinario

LNC Cofrade: Extraordinario

ACTUALIDAD IR

15 de febrero de 1997. Traslado a San Lorenzo del Cristo del Desamparo. A la izquierda portándolo, su autor, Jesús Iglesias. | JORGE GARCÍA Ampliar imagen 15 de febrero de 1997. Traslado a San Lorenzo del Cristo del Desamparo. A la izquierda portándolo, su autor, Jesús Iglesias. | JORGE GARCÍA
Carlos García Rioja | 06/03/2021 A A
Imprimir
LNC Cofrade: Extraordinario
Semana Santa Numerosas imágenes pasionales han procesionado fuera de nuestra Semana Santa
Las salidas extraordinarias en León tienen como pionera a la Virgen del Mercado, con una decena de ellas documentadas desde 1663 (‘Rogativas a la Morenica’, LNC Cofrade nº 40, 25.04.2020). No son las únicas conocidas en siglos anteriores, pues la Piedad lo hizo en 1750 con motivo de su bendición, y el Dainos y la Soledad de Minerva desfilaron durante la Cuaresma de 1937 en las denominadas Santas Misiones. Más recientes son las celebradas desde 1997, especialmente en la última década, por distintos motivos, pero centrados en aniversarios y bendiciones.

Respecto a los primeros, los inicia la Cofradía de Jesús con su cuarto centenario, en 2011, llevando el Nazareno a la catedral y regresando posteriormente. También desde la seo procesionan los crucificados de los Balderas –en 2012– y de la Bienaventuranza –en 2017–, así como la Virgen del Camino, de María del Dulce Nombre, en 2016, para conmemorar los respectivos aniversarios de sus penitenciales. De igual forma, el traslado del Cristo de la Redención a San Martín o del Dainos a las Clarisas, también en ese último año, recordaron idénticas efemérides.

Algunas bendiciones también han aparejado procesiones. Tal es el caso del Cautivo ante Anás, en 2011; de la Virgen de la Misericordia, en 2015 y de la reliquia del Santo Sepulcro, en 2018, que sacó a la calle a su imagen homónima. Paralelamente, el Perdón también ha celebrado los aniversarios de bendición de la Madre de la Paz, en 2014, y de su titular, en 2016.

Precisamente la penitencial ferroviaria ha sido de las más prolíficas en este culto externo, uniendo a las mencionadas el traslado de sus imágenes previo al Martes Santo de 2012. Las Siete Palabras tampoco se queda atrás, con el traslado de su Cristo del Desamparo a San Lorenzo, en 1997, y el Vía Crucis con el de la Sangre en El Salvador, en 2009, ambos por sus puestas al culto.

Completan esta nómina las salidas del Descendimiento, en 2004, celebrando el hermanamiento con la Academia Básica del Aire; del Dainos hasta las Clarisas, en 2006, por el cuarto centenario de esta orden y del Desenclavo –acto homónimo incluido– como broche de las X Jornadas del Santo Sepulcro, en 2019. Pero si hay una procesión que merece ser destacada por sus especiales circunstancias, sin duda es la del Nazareno en Madrid, en la JMJ de 2011, de la que pronto se cumplirá una década.




Volver arriba
Newsletter