Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

LNC Cofrade: Divino Obrero

LNC Cofrade: Divino Obrero

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Xuasús González | 05/05/2018 A A
Imprimir
LNC Cofrade: Divino Obrero
LNC Cofrade La Hermandad de Jesús Divino Obrero celebra su festividad del Primero de Mayo
El 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, celebra la Iglesia la festividad de su patrono, San José Obrero. Y la parroquia, la hermandad y el barrio entero de El Ejido, su fiesta en honor al hijo del carpintero de Nazaret: Jesús Divino Obrero.

Minutos antes de las 11:00 horas llegaba la banda de la hermandad, en ordinaria, hasta el templo parroquial. Venía de ‘recoger’ a la abadesa-presidenta, María Teresa Liébana, que poco más tarde pondría oficialmente fin a su andadura como máxima mandataria de la penitencial.

A las 11:00 horas arrancaba la procesión con su imagen Titular, la de Jesús Divino Obrero –‘Jesusín’, como cariñosamente se conoce en el seno de la hermandad– que, tras recorrer las calles del barrio, regresó a la parroquia para la celebración de la eucaristía a las 12:30 horas, que fue presidida por el párroco y consiliario de la penitencial, Nicanor Martínez, y concelebrada por su predecesor –y recién nombrado consiliario honorario– Carlos Santos.

La homilía de Nicanor Martínez giró en torno al trabajo, esencial al hombre y fuente de autorrealización –atendiendo a sus propias palabras– y que, afirmó, ha de ser digno, pues la dignidad es inherente al trabajo en sí mismo.

Durante el transcurso de la eucaristía tuvo lugar también la toma de posesión de la nueva junta directiva de la hermandad, encargada de dirigirla durante el bienio 2018-2020, y que presenta numerosos cambios con respecto a la que acaba de terminar su mandato. Al frente de la misma se encuentra el hasta ahora tesorero de la penitencial, Juan Cristóbal Rodríguez, que había resultado elegido abad-presidente en junta general el pasado 18 de marzo y sucede en el cargo a María Teresa Liébana, primera mujer en la historia de la corporación en convertirse en su máxima mandataria.

La celebración eucarística finalizó cantándose el Himno a Jesús Divino Obrero, obra de Marta Muñiz Rueda, con el Titular de la penitencial a hombros de sus braceros.
La jornada finalizó con una fraternal comida en un céntrico restaurante de la capital, en la que la hermandad hizo entrega de sendos diplomas de honor a Xuasús González e Ignacio Meana, autores respectivamente del cartel y del pregón de este año, así como los títulos honoríficos de Hermano Mayor y Consiliario Honorario a Donato Pérez y a Carlos Santos.


Volver arriba
Newsletter