Publicidad
Lluvia de estrellas

Lluvia de estrellas

OPINIóN IR

10/08/2022 A A
Imprimir
Lluvia de estrellas
Cada año por estas fechas tiene lugar uno de los fenómenos astronómicos más esperados: las Perseidas, la más célebre ‘lluvia de estrellas’, conocida como ‘las Lágrimas de san Lorenzo’. Si, en estos días, miras un ratín al cielo por la noche –mejor cuanto más lejos de las luces de las ciudades–, no será raro que veas alguna ‘estrella fugaz’ erigirse, durante un par de segundos, en la gran ‘protagonista’ del firmamento. Y, aún más, podrás disfrutar de la estampa sin igual que ofrecen todas esas estrellas que brillan en lo alto… Así, en Losada, tumbado boca arriba en la era –ya te lo he contado en más de una ocasión–, comenzó a despertar mi interés por la astronomía cuando era un guaje; y algo parecido le ha pasado –estoy seguro– a todo aquel que se ha dejado seducir por esta ciencia…

Esta noche, la Asociación Leonesa de Astronomía –a la que pertenezco desde hace años– ha convocado una sesión pública y gratuita en su sede, el Observatorio Astronómico Municipal Pedro Duque –que se encuentra en el Coto Escolar de la capital leonesa–; un evento que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de León y de la Federación de Asociaciones Astronómicas de España, y cuyo éxito ha sido incontestable: en apenas unas horas se han completado las plazas disponibles, y con la gente inscrita en la lista de espera se podrían organizar varias jornadas…

Los afortunados tendrán ocasión de escuchar al berciano Pablo Rodríguez Ovalle –doctorando investigador en Lesia, Observatorio de París– hablando sobre ‘El Sistema Solar en la nueva época de la astronomía’ para, a continuación, observar el cielo a simple vista y a través del telescopio, al tiempo que tratan de ‘cazar’ alguna perseida. Y a quienes no han tenido la suerte de obtener plaza, la asociación les invitará más adelante –así lo hacemos siempre– a participar en alguna actividad similar. De hecho, uno de nuestros objetivos es compartir con los demás nuestra pasión por la astronomía. Y en eso, desde luego, no escatimamos esfuerzos…
Volver arriba

Newsletter