Publicidad
Llorente invoca un acuerdo tácito que da el procurador a UPL y el diputado a Ugal

Llorente invoca un acuerdo tácito que da el procurador a UPL y el diputado a Ugal

ACTUALIDAD IR

D.L. Mirantes | 26/05/2022 A A
Imprimir
Llorente invoca un acuerdo tácito que da el procurador a UPL y el diputado a Ugal
Política Los alcaldes de Ugal tienen libertad para formar alianzas con los partidos que prefieran
«Desde que se creó la UCL, y después Ugal, llevamos participando en las elecciones municipales desde el 79, venimos desde ahí participando en todos los eventos que ha habido a nivel municipal. Primero con unos, luego con otros, pero nunca afiliados a ningún partido político, jamás, desde el 79 al día de hoy». Con cuatro décadas de actividad política a las espaldas, arropado por otros alcaldes de las Unión de Ganaderos y Agricultores de León (Ugal), el vicepresidente de la Diputación de León, Matías Llorente, ha desgranado este jueves las implicaciones del abandono de la Unión del Pueblo Leonés (UPL) y su paso a no adscrito, después de que los leonesistas rompieran el pacto de gobierno en la institución provincial con el PSOE.

Llorente explicó que mantendrá la vicepresidencia, pero perderá la presencia en la Junta de Portavoces. La UPL perderá la representación en la institución provincial, la asignación económica y los dos trabajadores con los que contaba hasta el cisma.

El también diputado de Cooperación, Servicio de Asistencia a Municipios (SAM) y Productos de León, defendió su gestión al frente de estas áreas y destacó los avances en la instalación de puntos wifi y, en general, la conectividad. Por estas gestiones, desde Ugal consideran que ellos no tenían motivos para la ruptura del pacto.

Nunca he tenido carné de ningún partido político y siempre he estado dentro de los diferentes órganos como independiente En cuanto a su nuevo estatus político, Llorente fue tajante sobre las acusaciones de transfuguismo. «Yo nunca he tenido carné de ningún partido político y siempre he estado dentro de los diferentes órganos como independiente», recordó. Afeó las acusaciones «en plan despectivo» y no se resignó del todo a la critica porque advirtió que «si a alguien le gusta para hacer daño o en plan despectivo, que lo siga haciendo y que sea muy feliz». Llorente también se refirió veladamente al resto de las críticas de los leonesistas con un escueto «las cosas que está diciendo».

Al margen del Palacio de los Guzmanes, el veterano dirigente sindical, anunció que la Ejecutiva de Ugal también ha acordado dar libertad a todos los alcaldes y alcaldes-pedáneos para suscribir pactos políticos con quien prefieran, un cambio histórico en la organización agraria, que cuenta ahora mismo con nueve alcaldías. La decisión será refrendada en el congreso que Ugal celebrará previsiblemente en el mes de noviembre, pero el propio Llorente será el primero en abandonar las siglas de UPL como alcalde de Cabreros del Río la próxima semana. «Va ser muy difícil poder justificar estar como no adscrito y estar en un partido que lo primero que nos ha pedido es el acta». En este sentido, el vicepresidente incidió en que «el acta de diputado es de Ugal». «Teníamos un acuerdo tácito por el que el procurador era de UPL y el diputado de Ugal. Eso se ha venido respetando y no ha habido ningún problema hasta ahora que el pacto se rompe, yo creo que porque la UPL piensa que ha crecido y que tiene todo resuelto». De hecho, el segundo puesto de la lista de UPL a las elecciones autonómicas del 2019 lo ocupaba el alcalde de Villaturiel, Valentín Fernández, uno de los alcaldes de Ugal. Fue en las últimas elecciones autonómicas del pasado 13 de febrero, cuando los cargos de Ugal desaparecieron de la lista en favor de la alcaldesa de Santa María del Páramo, Alicia Gallego, y del portavoz de la gestora de los leonesistas en el Bierzo, José Ramón García, que junto al secretario general de UPL, Luis Mariano Santos, que repitió como cabeza de lista, ocuparon los tres escaños que logró el partido tras un resultado histórico.

Eso es lo más difícil que yo he pasado: poder entender una comunidad en la que no se cree, pero en la que se está participando Sin dejar el nivel autonómico, Llorente quiso dejar claro el trabajo desde Ugal, Ucogal y la Comunidad de Regantes de la Margen Izquierda del Porma por el desarrollo de la provincia. Una organización agraria con 600 familias, una cooperativa que factura 30 millones de euros anuales y el primer regadío modernizado de León. «Somos de esta provincia, hemos trabajado por ella y seguiremos defendiéndola», enfatizó. Desde esta perspectiva, también respondió a la UPL sobre las aspiraciones autonomistas y afirmó no entender una comunidad con León, Zamora y Salamanca. «Me es muy difícil de comprender y he tenido que masticar saliva cuando se dice que defendemos una comunidad en la que no creemos. Estar presente, legislativamente hablando, en una comunidad en la que no pintas absolutamente nada… Si eres de León, qué pintas con Segovia y con los demás sitios… Eso es lo más difícil que yo he pasado: poder entender una comunidad en la que no se cree, pero en la que se está participando».

A un año de las elecciones municipales, Llorente y su equipo mantienen la vista puesta en concluir la legislatura. A pesar de su experiencia de toda una vida y de que la situación no es nueva, el veterano sindicalista siente que tiene ante sí un nuevo reto. Y no se arredra: «Yo nunca dejo lo que comienzo».
Volver arriba
Newsletter