Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
"Llevamos 20 años con los mismos problemas y nadie nos los resuelve"

"Llevamos 20 años con los mismos problemas y nadie nos los resuelve"

ACTUALIDAD IR

El turismo en las Médulas marca los picos más abultados en la comarca berciana. | ICAL Ampliar imagen El turismo en las Médulas marca los picos más abultados en la comarca berciana. | ICAL
M.I. | 11/10/2019 A A
Imprimir
"Llevamos 20 años con los mismos problemas y nadie nos los resuelve"
Turismo Los alcaldes de Médulas quieren conseguir "retorno" del peso turístico que aseguran que es diario y que cargan en solitario, por eso ahora quieren mancomunarse para gestionarlo
El alcalde de Carucedo, Alfonso Fernández justificó en la paralización de cualquier tipo de resolución para un paraje que supera las dos décadas como Patrimonio de la Humanidad, la decisión de sumarse a una antigua mancomunidad que habían concretado hace años los Ayuntamientos de Puente de Domingo Flórez y Borrenes, para ofrecer una gestión mancomunidad de Médulas.

Pese a que Fernández prefiere la figura del consorcio, asegura que cualquier opción es válida para acabar con esa dejadez que asegura que viven los pueblos que contienen el paraje de Médulas por parte de las administraciones «llevamos 20 años con los mismos problemas y nadie nos los resuelve», dice.

Lo explica al calor de que esa decisión de coger el mando, de alguna manera, de la mano de los ayuntamientos vecinos, haya levantado ciertas ampollas en el Consejo Comarcal del Bierzo. Su presidente, Gerardo Álvarez Courel calificaba esa idea de crear una mancomunidad para llevar los servicios turísticos en la zona como un «brindis al sol» y consideraba que la única manera de sacar a adelante un modelo de gestión efectivo sería en el seno de la Junta rectora y asesora, con la participación del Consejo y de la Junta.

El regidor asegura que «en ningún momento hemos dejado a nadie fuera» y no quiere que su opción sea el cerrar puertas a nadie «todo el que quiera ayudar estaría bien que lo hiciera», pero lamenta que, a las puertas de comenzar otra legislatura, no haya movimientos en una zona en la que «ya estamos gestionando nosotros solos las visitas», dice, pese a que su volumen supera con mucho, asegura, las 100.000 visitas anuales que marcaba el Consejo Comarcal.

«Los ayuntamientos tenemos jurisdicción para gestionar nuestro territorio», apunta y pide que se unan a ellos otros municipios que también están tocados por la mano de Las Médulas, como los que contienen canales romanos, puesto que a ellos también les apremia solucionar los mismos problemas.

Pero al tiempo, el regidor considera que «tenemos que tener ayudas para dar servicios y poder funcionar» y ve más factible acceder a esos apoyos, a nivel europeo, con la unidad de ayuntamientos.

Fernández reflexiona sobre la lucha contra la despoblación que abanderan todos los gobernantes, pero que avanza y que es el problema al que quieren poner coto «al menos que la gente no se vaya. Estamos en nuestro municipio y queremos vivir con nuestros recursos».

Necesidades conjuntas


Aunque no se marcan tiempos para poner en marcha la mancomunidad y aún no se ha decidido si es posible recuperar la existente incorporando a Carucedo, sí tienen claro los alcaldes que el primer paso será marcar las necesidades comunes y establecer prioridades. En ese sentido, la primera será conseguir «retorno» de las visitas que cada día hacen que los pueblos se queden pequeños para acogerlos.
Asegura Fernández que el turismo que soportan no se barema por picos de afluencia «porque Médulas está saturado siempre, pero nos hemos acostumbrado a esa situación», argumenta.

La pretensión es conciliar la vida en el pueblo, siempre que los vecinos vean que el turismo les reporta algo «que tengan un beneficio, unas ayudas, vigilancia, lo que sea. Nosotros estamos ofreciendo la foto de la comunidad y queremos que eso se tenga en cuenta y que los turistas se vayan contentos de aquí», dice el regidor de Carucedo. Conseguir esa conciliación será el primer paso, seguido de solucionar sus problemas de saneamiento y de aguas, que se multiplican al tiempo que lo hacen las visitas, y la mejora de aparcamientos para no tener problemas viales.

«Lo que queremos es que nos ayuden, pero de verdad, no que se diga y no se haga». Fernández confía en conseguir ingresos del turismo con ese modelo de gestión que plantean «y así poder ser eficientes e invertir en nuestra tierra», dice.
Volver arriba
Newsletter