Publicidad
Leonesismo y censo de población

Leonesismo y censo de población

OPINIóN IR

31/12/2020 A A
Imprimir
Leonesismo y censo de población
La reivindicación leonesista, como otras similares, nació en las ciudades. Aunque el movimiento regionalista pone atención sobre las tradiciones, es producto de intelectualidad urbana. En consecuencia, la aparición de las ciudades modernas en España marca el de los movimientos territorialistas. En el caso de la provincia leonesa con el leonesismo y el bercianismo, la evolución urbana de León y Ponferrada, así como la forja de unas élites conscientes del interés local dibujan ese inicio, asentado además sobre la Historia.

Si tomamos el censo de 1857 como partida, previo a la llegada del ferrocarril, encontramos una provincia netamente rural, con 341.000 habitantes. La capital leonesa era un villorrio con 10.000 pobladores, y una catedral arruinada y grandona. Las dos villas que habían perdido en la pugna por la capitalidad, Astorga y Villafranca del Bierzo, reunían 4800 y 4500 pobladores respectivamente. Ponferrada, del tamaño de la Pola de Gordón o Valderas, contaba con 3500.

Es la llegada del ferrocarril lo que provocará un salto demográfico. En 1877 Ponferrada alcanzaba los 6600 habitantes y León los 11500. Las nuevas actividades y fuerzas vivas provocaron que la joven Diputación solicitase al gobierno de la Primera República un estado federal propio, separado de Castilla la Vieja. En esa década la Sociedad Económica de Amigos del País de León presentaba su informe económico de la provincia. Asoma así el germen de la reclamación de intereses específicamente leoneses.

En el censo de 1900 la provincia suma ya 386000 habitantes, la capital 15000, Ponferrada 7000 y Astorga 5500. Los periódicos locales y los diputados hablan abiertamente de los intereses de León. Pero es en 1930 cuando el desarrollo de la minería, el ferrocarril y las carreteras han provocado el ascenso a 442000 habitantes con capital pequeña, pero pujante, de 29000. Ponferrada comienza a capitalizar el desarrollo del occidente leonés con sus casi 11000 habitantes, seguida por la ferroviaria Astorga (8000). Ese año apareció el artículo periodístico ‘Regionalismo Leonés’, de José Pallarés.

En 1960 la provincia alcanza el clímax de población con 585000 habitantes, pero su ambiente sigue anclado en lo rural. La capital es pequeña (73000 censados) y Ponferrada se consolida como la ciudad del occidente con 37000. Nacía entonces la Fiesta de Exaltación de los Valores Leoneses, que itineró en años sucesivos por Boñar, Astorga, Coyanza, Sajambre, Valdeón, Laciana, Sahagún, El Bierzo y León. Eso explica que el presidente de la Diputación, en 1976, se pronunciase a favor de una región preautonómica leonesa en la revista ‘Tierras de León’.
Volver arriba
Newsletter