Publicidad
Leonesismo útil

Leonesismo útil

OPINIóN IR

23/07/2021 A A
Imprimir
Leonesismo útil
Este pasado domingo, el Partido Popular de León ha renovado su estructura orgánica de la mano del alcalde de Almanza y Senador Javier Santiago Vélez. Una renovación que atiende al relevo de personas como tal y lo que es aún más importante, una renovación en las ganas y la motivación en lo político, que devuelve al Partido Popular de León de nuevo a la carrera por las instituciones.

Por razones obvias que muchos de ustedes sabrán, no haré juicios de valor sobre la nueva dirección del PP provincial. Será el tiempo y los ciudadanos los que les pondrán (nos pondrán para ser exactos) nota. Lo que sí está claro es que, desde el pasado domingo, tanto el PSOE como la UPL, han endurecido el tono y han empezado a volver a mirar a un contrincante que hasta entonces estaba noqueado tendido sobre la lona.

Muchas de las opiniones y ataques de propios y extraños hacia el Partido Popular de León, personificados en la figura de Santiago Vélez, han sido derivados de un concepto introducido en la ponencia política del nuevo PP leonés y remarcada por su nuevo presidente. Lo que se ha venido a acuñar como «leonesismo útil».

Desde hace décadas, desde cierto sector de la política, se ha monopolizado el concepto de leonesismo, otorgándole un carácter ‘enfrentista’ y rupturista, de queja continua, en muchos casos estéril y poco productiva, mientras algunos aprovechan para sacar rédito político en la mera crítica de lo que hacen en otras provincias, en lugar de trabajar en positivo por lo que se puede y se debe hacer por León, por nuestros hijos y por nuestros nietos y que, durante años, por una cosa u otra, no se ha hecho.

Es de primero de ciencias políticas que hay dos tipos de políticos, los que detectan los problemas y hacen todo lo posible por intentar solucionarlos y los que los crean para justificar su existencia y poder eternizarse en sus puestos. Algo así como el mito de Sísifo en el que se carga sobre los hombros del ciudadano una pesada piedra en forma de demanda histórica para cuando parece que se llega a la cima de la colina, la pesada roca vuelva a caer ladera abajo, volviendo al punto de partida e incrementando la frustración y desánimo.

Esa oportunidad es la que ha detectado e intenta aprovechar el socialista José Antonio Diez en su reciente leonesismo rupturista, para evitar que su jefe, Cendón, le mande a galeras. Las cartas ya están repartidas en el seno del PSOE leonés y quién sea más hábil en los ‘arrastres’, ganará la partida.

En contra de ese leonesismo rupturista y melancólico, surge este nuevo leonesismo útil que lo que pretende es, por un lado, ser un espejo en el que se vean reflejados los que solo saben enfrentar por su propio interés y, por otro lado, ser herramienta útil para León y los leoneses, pensado y proponiendo en positivo, aprovechando las sinergias con otras administraciones sin que eso signifique ser dóciles y acomodaticios, procurando nuevas oportunidades a nuestros jóvenes en un León fuerte.
Volver arriba

Newsletter