Publicidad
León ya está fuera del estado de alarma

León ya está fuera del estado de alarma

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 09/05/2021 A A
Imprimir
León ya está fuera del estado de alarma
Sanidad Ya no hay ni toque de queda, ni cierre perimetral de la comunidad, ni límites en reuniones
El segundo estado de alarma para hacer frente al coronavirus –que entró en vigor el pasado 25 de octubre– ya es historia. Nuestro país dejó atrás esta medianoche el marco jurídico que ha amparado muchas de las restricciones aplicadas para reducir los contagios y por eso ahora son las comunidades autónomas las encargadas de definir sus propias medidas y solicitar su pertinente autorización a los tribunales.

En el caso de León (y del resto de la comunidad), la Junta ha decidido retirar el toque de queda, que estaba fijado a las diez de la noche, y la limitación de aforo en los lugares del culto y en las reuniones que se organicen en los domicilios. También desaparece el cierre perimetral de la comunidad, otra medida que la administración autonómica considera que no se puede mantener ante la ausencia de «seguridad jurídica» sin el respaldo del estado de alarma, puesto que afectan a derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos.

Además de poder viajar fuera de la comunidad, otra de las novedades a partir de este domingo es que se amplía el horario de apertura de la hostelería hasta las doce de la noche. «Sin toque de queda y con el cierre de bares y restaurantes a las diez de la noche, lo que haríamos sería trasladar las reuniones de ocio a los domicilios sin límite de asistentes y con menos seguridad sanitaria», defendió el pasado jueves el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, tras anunciar las medidas posteriores al fin del estado de alarma.

Aunque se amplía el horario la Junta mantendrá cerrado el interior de los mismos en los municipios de más de 5.000 habitantes que superen los 150 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, por lo que esta medida continuará en León capital, San Andrés del Rabanedo, Valverde de la Virgen, Bembibre y Villablino. En estos municipios –a la espera de que el listado se actualice este lunes– solo podrán estar abiertas hasta medianoche las terrazas. No estará permitida en ningún caso la admisión de nuevos clientes a partir de las 23 horas.

Siguiendo con las medidas de la hostelería, el consumo en barra sigue prohibido en el ‘nivel 4’ de alarma en el que está la provincia y se mantiene un tercio del aforo en el interior de los locales y del 75% de las mesas en el exterior. Además, tiene que haber 1,5 metros de distancia entre sillas de mesas distintas en las terrazas y dos metros en el interior.

En otro orden de cosas, se ha actualizado el ‘semáforo Covid’ con medidas de reducción de aforos. Pasados 14 días desde el fin del estado de alarma, la Junta analizará la situación epidemiológica para conocer el efecto que ha tenido el fin del estado de alarma y tomar decisiones al respecto tata reforzar o relajar las medidas y los niveles de alerta. Por ejemplo, una vez que se reduzca a ‘nivel 2’, la hostelería podrá abrir hasta la una de la madrugada, mientras que en la ‘nueva normalidad’ se podrán mantener los horarios habituales antes de la pandemia.

En todo caso, el escenario actual mantiene limitaciones como la limitación de un tercio del aforo en los establecimientos comerciales y de un 50% en los mercados al aire libre. Un tercio se aplica además en las academias, bibliotecas, museos, monumentos, equipamientos culturales, centros de ocio infantil, gimnasios, piscinas, centros de interpretación y actividades juveniles. En cuanto a otros eventos que no se desarrollen en espacios cerrados o al aire libre destinados a actividades y espectáculos culturales, como podrían ser el caso de las fiestas patronales de los pueblos, en general no están permitidos y precisarían en todo caso una autorización expresa del Servicio Territorial de Sanidad.

En cuanto a las ceremonias fúnebres, no hay limitación de aforo en lugares de culto, por ser un derecho fundamental y no haber estado de alarma, aunque sí en los velatorios previos. En el ‘nivel 4’, se establece un tercio del aforo en los espacios cerrados, mientras que el número máximo de integrantes de la comitiva será de diez personas entre familiares y allegados, además de, en su caso, la persona que oficie la despedida del difunto. Mientras, en espacios abiertos, el número máximo de personas en velatorios se limita a 20 si hay distancia de seguridad.
Volver arriba
Newsletter