Publicidad
León ve nacer a una estrella

León ve nacer a una estrella

VUELTA CICLISTA LEóN IR

Jesús Coca Aguilera | 25/07/2015 A A
Imprimir
León ve nacer a una estrella
Ciclismo / Vuelta a León |GALERÍA DE FOTOS| Cristian Rodríguez se convierte en el ganador más joven de la historia de la Vuelta a León tras hacer valer su ventaja en una crono que ganó Goikoetxea
La Vuelta a León ha sido cuna de grandes ciclistas. De esos que venían a correr la ronda leonesa muy jóvenes y mostraban trazas de extraordinarios corredores, de futuros grandes talentos. Que dejaban tras de sí esa sensación de ‘ojo, que éste puede llegar’. No hace falta irse a hace muchos años, cuando el ‘Chava’ Jiménez, Quique Gutiérrez o el ‘Triki’ Beltrán dejaron su impronta en las carreteras leonesa.

En la última década, dejaron esa impresión hombres importantes en el pelotón profesional actual como Bauke Mollema, del que aún se recuerda su impresionante subida para llevarse la etapa en Valporquero y que luego ha sido por ejemplo cuarto en la Vuelta a España; o Wout Poels, ganador con sólo 20 años en 2008 y cuya labor ha sido estos días clave para que Froome ganara el Tour de Francia.

Ahora, apúntense este nombre. Cristian Rodríguez. Porque León ha podido ver nacer una estrella. Su antológica exhibición en Los Ancares le puso de cara una Vuelta que no ha dejado escapar. Sin forzar en exceso y evitando riesgos la aseguró este sábado en la contrarreloj de Benavides, en la que perdió 30 segundos con el ganador. Poco importaba. El margen era amplio y el triunfo era suyo.

Se subió al lugar más alto del pódium final y su insultante juventud, tan solo 20 años cumplidos en marzo, le convierten en el ganador más joven de la historia de la Vuelta a León, pues con esa misma edad pero con unos meses más lo habían conseguido el holandés Marc Goos y el propio Poels.

Ahora Cristian Rodríguez hace historia. En León demostró que va bien en el llano, que sabe moverse en carrera y que va como un tiro para arriba. Y bueno, en la crono porque no era cuestión de arriesgar, pero ya demostró de qué es capaz siendo segundo en el Nacional sub23 contrarreloj. En definitiva, un ‘superclase’ por condiciones, de esos que salen cada mucho tiempo, y al que de hecho algunos ya comparan con Alberto Contador. Por supuesto, a estas edades, no deja de ser lanzar ‘campanas al aire’. Pero, de momento, de León sale ya con contrato profesional pues, aunque no es oficial, ha firmado por los italianos del Southest, que corrieron este año por ejemplo el Giro de Italia, para dar el salto la temporada que viene.

Sólo una desgracia le hubiera apartado este sábado del triunfo final y esta no se produjo. Aunque lo que sí dejó la crono de Benavides fue una gran imagen, un cambio de posiciones en sus compañeros del pódium y un premio para uno de los corredores que más lo había buscado.

¿El momento a inmortalizar? Fue un paso inolvidable por el puente romano de Hospital de Órbigo, precioso para el espectador y las instantáneas pero muy duro para los ciclistas, a los que la bicicleta les botaba de forma exagerada al pasar entre las piedras. ¿El cambio de cromos? Lo protagonizaron Jorge Arcas, del Lizarte, que le levantó a Sergio Rodríguez los 22 segundos que le sacaba y se subió al segundo escalón final dejando tercero al del Infisport. ¿Y la merecida recompensa? Para Peio Goikoetxea, que tras ser segundo en la primera etapa y tercero en la segunda, por fin logró la ansiada victoria al ser con 18 minutos y 52 segundos el que logró el mejor tiempo en la contrarreloj.
Volver arriba  Volver arriba
Newsletter