Publicidad
León recupera un tercio del empleo destruido durante el confinamiento

León recupera un tercio del empleo destruido durante el confinamiento

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 02/07/2020 A A
Imprimir
León recupera un tercio del empleo destruido durante el confinamiento
Economía Los trabajadores afectados por Erte en la provincia pasaron de 19.588 a 11.330 en junio
La llegada de la conocida como ‘nueva normalidad’ tras concluir el estado de alarma y el confinamiento social para frenar la propagación del coronavirus ha supuesto sin duda un respiro para el mercado de trabajo de la provincia de León.

Así lo reflejan los datos de afiliación a la Seguridad Social y de paro que este jueves hizo públicos el Gobierno de España. En primer lugar, la estadística refleja un incremento del empleo, es decir, del número de personas que trabajan y cotizan por ello. En este sentido, la afiliación se situó durante el pasado mes de junio en una media de 154.082 leoneses, lo que supone un incremento de 1.454 y de un 0,95% con respecto al dato de mayo.

Cabe recordar que el dato de febrero, antes de que se desatase la crisis sanitaria y económica del coronavirus, reflejaba un total de 157.208 cotizantes a la Seguridad Social en la provincia. La cifra media de afiliaciones se reducía hasta 156.025 en marzo, cuando se decretó el estado de alarma, y a 152.588 en el mes de abril, el periodo con el mayor nivel de confinamiento y paralización de la actividad. Se destruyeron en este periodo 4.620 empleos, de los que en mayo y junio se han recuperado 1.494, lo que supone una tercera parte aproximadamente, según el análisis de las estadísticas gubernamentales. Es preciso señalar en este sentido que ya en mayo se produjo una exigua recuperación del empleo, puesto que la cifra de afiliados se situó entonces en 152.627.

Sin embargo, pese a este cambio de tendencia, el comportamiento del mercado laboral de la provincia durante el último ejercicio es claramente negativo, ya que el número de cotizantes a la Seguridad Social se ha reducido desde junio de 2019 un 3,75%, lo que supone la pérdida de 6.001 empleos.

Es preciso señalar en todo caso que la destrucción o recuperación de empleo con motivo del coronavirus se articula mediante despidos o contratos no renovados y mediante nuevas relaciones laborales. En este sentido, los trabajadores que se han visto afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) siguen cotizando a la Seguridad Social durante la suspensión total o parcial de su actividad.

En este sentido, la estadística facilitada este jueves por el Gobierno de España refleja que hay 11.330 trabajadores leoneses que se encontraban afectados por un Erte al cierre del pasado mes de junio. Esta cifra ha experimentado una notable rebaja con respecto a la de finales de mayo (19.588). Ello supone que en el último mes han salido de las regulaciones temporales de empleo 8.258 leoneses.

El desempleo, a la baja

Y el incremento del empleo se traduce en un descenso del número de parados registrados como demandantes de empleo en la provincia. La cifra se sitúa en 33.170, lo que supone un descenso de 617 y de un 1,8% con respecto al pasado mes de mayo. Sin embargo, la comparativa interanual arroja un balance francamente negativo, puesto que en junio de 2019 se registraban 4.907 desempleados menos que en la actualidad.

Por sectores de actividad, el paro registrado –que tampoco incluye a los trabajadores en Erte al no haberse extinguido su relación laboral– se redice principalmente en los servicios (-546), aunque también lo hace en la construcción (-211) y en la industria, que registró durante el pasado mes de junio 80 desempleados menos, siempre según las estadísticas gubernamentales.

Datos autonómicos

Mientras, el número de afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León aumentó en 8.384 personas en junio, lo que sitúa la cifra total de afiliados en la comunidad en 893.245, después de que la cifra cayera en 6.584 en abril y en 29.600 en marzo mientras que en mayo apenas subió en 446 personas, fruto de los efectos económicos generados por la pandemia del coronavirus. En la evolución anual, los cotizantes de la comunidad bajaron el 3,89%, con 36.110 afiliados nuevos. En España, la afiliación media descendió en los últimos 12 meses en 893.361 (4,58%).

Finalmente, la tendencia al alza del paro de los últimos meses como consecuencia de la crisis del Covid-19 ha dado un giro y el pasado mes de junio recuperó la tendencia a la baja, en concreto en un 2,8%, lo que se traduce en 4.811 parados menos en Castilla y León respecto al mes de mayo, con lo que la cifra total de desempleados asciende a 165.481. En tasa interanual, el paro sigue siendo aún muy elevado ya que aumentó en Castilla y León en un 24,2%, es decir, en 32.239 personas.
Volver arriba
Newsletter