Publicidad
León será 'ciudad inteligente' en el 2023 tras invertir 2,2 millones

León será 'ciudad inteligente' en el 2023 tras invertir 2,2 millones

ACTUALIDAD IR

Reunión de la Junta de Gobierno Local celebrada este viernes. | L.N.C. Ampliar imagen Reunión de la Junta de Gobierno Local celebrada este viernes. | L.N.C.
A. Martínez | 22/01/2022 A A
Imprimir
León será 'ciudad inteligente' en el 2023 tras invertir 2,2 millones
Municipal El Ayuntamiento adjudica en 2,2 millones una plataforma que buscará mayor eficiencia en la recogida de residuos, la medición de la calidad del aire y la supervisión del tráfico
Un paso más para conseguir que León sea una ‘ciudad inteligente’. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento adjudicó este viernes a la UTE ‘Protecno SA’ y ‘Sica SA’ el proyecto ‘Smart City León’, que supondrá una inversión de algo más de 2,2 millones de euros con el fin de utilizar las nuevas tecnologías a la hora de construir una infraestructura de soluciones y servicios digitales adecuada para gestionar la ciudad y sus servicios públicos de una forma mucho más económica, sencilla y sostenible. Se trata de una iniciativa incluida en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi) ‘León Norte’ y la inversión se reparte al 50% entre fondos europeos y municipales que tiene un plazo de ejecución de dos años, pero que el equipo de gobierno quiere poner en marcha a lo largo de 2023.

El proyecto implica el desarrollo de una plataforma de gestión transversal que integre las nuevas soluciones verticales que se plantean en el proyecto de ‘ciudad inteligente’ con las existentes actualmente en algunos de los servicios municipales de la capital. Dichas soluciones verticales se centran en la gestión de recogida de residuos, la medición de la calidad del aire, el control del tráfico y la eficiencia energética en los edificios del Ayuntamiento de León.

Cientos de sensores


En cuanto al primer apartado, el proyecto aboga por una automatización del sistema de recogida de residuos para conocer al detalle los datos sobre la actividad del mismo con el fin de poder calcular las rutas de recogida en busca de una mayor eficiencia de los medios materiales y humanos del servicio. En este sentido, se deberán equipar los camiones con pantallas a bordo y dispositivos para leer los sensores que se colocarán en los contenedores. El objetivo es conocer en cualquier momento su nivel de llenado, temperatura o incluso detectar si han sido desplazados del lugar que les corresponde. La recogida de residuos es un tema sensible y de importancia para el Ayuntamiento en cuanto a la percepción de la calidad del servicio que tienen los vecinos. Por ello, el sistema deberá permitir que se reciban quejas de los ciudadanos y que se les dé una respuesta a través de conexión directa con el portal de gestión de esta solución vertical que se incluye en el proyecto ‘Smart City León’.

El segundo apartado se centra en la gestión de la calidad del aire. Para hacerlo, León cuenta ahora con dos estaciones de control para obtener un valor medio de concentraciones de contaminantes atmosféricos. Además, el Ayuntamiento dispone de un sistema de medición del ambiente en el interior de los edificios municipales de reciente implantación. Dicho sistema dispone de hasta 44 puntos de sensorización y ahora se pretende trasladar ese sistema a la calle. Esto se traduce en que la medición se realizará mediante el establecimiento de una red de estaciones de medición fijas y móviles para poder tomar datos en tiempo real y de forma dinámica, que cubra calles, parques, escuelas, hoteles, edificios municipales... Los sensores deben poderse integrar en servicios públicos, autobuses, coches, bicicletas, reparto de correos... Todo para obtener muestras de mayor tamaño que las que proporcionan las dos estaciones actuales con el fin de hacer un mapa medioambiental preciso de la ciudad.

La tercera solución vertical es la referida a la gestión del tráfico. Se trata de modernizar e integrar las diferentes herramientas que existen actualmente para el control de tráfico de vehículos, la detección de incidencias circulatorias, la supervisión de la movilidad peatonal (conteo y caracterización de personas), la detección de presencia de turismos y vehículos de mercancía en zonas delimitadas, como el casco histórico, el análisis del estado de conservación de las calles e integración de sistemas ya en funcionamiento (semáforos, espiras, control de accesos, cámaras, sistemas de foto-rojo...).
Finalmente, cabe destacar que la cuarta solución vertical del proyecto se centra en el análisis de los consumos energéticos de los edificios municipales con el objetivo de garantizar que no se están malgastando recursos.

Por último, se implantará la administración electrónica efectiva para la gestión de expedientes, recaudación y tributos, gestión del Auditorio, instalaciones deportivas y demás centros municipales. Con ello se persigue favorecer la participación ciudadana para tener en consideración sus sugerencias y recomendaciones a través de la web y la app municipal.

Solución horizontal


A mayores de estas cinco soluciones verticales, el proyecto prevé también una plataforma horizontal, que consistirá en dotar al Ayuntamiento de León de una base de gestión digital de todos sus departamentos y servicios, unificando toda la información en tiempo real. También incluirá una copia de seguridad de toda esa información con el fin de evitar pérdidas de información a causa de averías, fallos del sistema o similares.
Volver arriba
Newsletter