Publicidad
León pierde 4.500 ocupados desde el inicio de la pandemia

León pierde 4.500 ocupados desde el inicio de la pandemia

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 29/04/2021 A A
Imprimir
León pierde 4.500 ocupados desde el inicio de la pandemia
Economía La Encuesta de Población Activa refleja la destrucción de 2.400 puestos de trabajo respecto al cierre del año 2020
Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer trimestre del año 2021 reflejan una destrucción de 2.400 puestos de trabajo respecto al cierre del año 2020 en la provincia de León. León cuenta con 166.300 ocupados frente a los 168.700 del trimestre anterior. Si tenemos en cuenta los datos interanuales, León registra una destrucción de 4.500 empleos.

Del mismo modo, son 4.100 parados más los que registra la provincia en el último trimestre, con una tasa de paro que asciende al 14,12%. Una vez más, la tasa de actividad se mantiene entre las más bajas del país con el 49,04%.  

"La situación del mercado laboral sigue siendo muy complicada debido a la elevada destrucción de empleos derivada de las continuas restricciones a la actividad por el impacto del Covid-19", analizan desde la Fele que, tras observar los datos de la EPA, concluyen que las medidas adoptadas para salvaguardar el empleo y el tejido empresarial están resultando insuficientes". "Pese a que mecanismos como los ERTES han ayudado a mantener puestos de trabajo,  las empresas necesitan más apoyo e impulso económico que contrarreste las restricciones adoptadas y que les permitan garantizar su supervivencia a corto plazo", aseguran. 

En este mismo sentido se han pronunciado desde el CEL tras conocer los datos del paro: "Es inaplazable que las administraciones públicas implementen medidas que corrijan los graves desequilibrios que atenazan a la provincia de León, el primero de ellos la constante y dramática pérdida de población, y que faciliten la actividad económica y emprendedora que es la única que puede generar empleo productivo".


En Castilla y León 


El número de desempleados en Castilla y León subió un 7,7 por ciento en el primer trimestre del pasado año, con 9.900 parados más, en comparación con el último trimestre de 2020, lo que deja la cifra de parados en 138.200. Este incremento contrasta con la caída del 1,77 por ciento (65.800 personas) a nivel nacional, que deja la cifra total en 3.653.900. De esta forma, la tasa de paro en Castilla y León se sitúa en el 12,64 por ciento, mientras que a nivel nacional sube hasta el 15,98 por ciento, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el INE.
Volver arriba
Newsletter