Publicidad
León no doblega la pandemia demográfica

León no doblega la pandemia demográfica

ACTUALIDAD IR

Un hombre camina solitario por Villaverde de Arcayos. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Un hombre camina solitario por Villaverde de Arcayos. | MAURICIO PEÑA
Alfonso Martínez | 21/04/2021 A A
Imprimir
León no doblega la pandemia demográfica
Demografía Los datos provisionales del padrón a 1 de enero reflejan la pérdida de 5.003 habitantes en un año marcado por el Covid-19, aunque no ha sido el peor de la serie histórica del INE
Como si del mismísimo protagonista de una pandemia se tratase, el virus de la despoblación sigue propagándose sin remedio en la provincia de León. Y buena prueba de ello es la estadística sobre el padrón a fecha del pasado 1 de enero del presente año, que notifica la pérdida de 5.003 habitantes durante el último año hasta quedarse en un total de 456.439.

La sangría demográfica deja un parte de casi 14 bajas cada día y el peor dato de los últimos cuatro años. Sin embargo, pese al incremento de la mortalidad derivado de la otra pandemia, la del coronavirus, el pasado no ha sido el peor año de la serie histórica que maneja el Instituto Nacional de Estadística, que arranca en el año 1998, tal y como puede comprobarse en las tablas que acompañan a esta información. Basta recordar que León entró en el año 2016 habiendo perdido 5.791 empadronados.

Cabe destacar además que la pandemia demográfica dura ya 13 años, puesto que hay que remontarse a comienzos de 2008, justo antes de que se desatase la anterior crisis económica, para encontrar un aumento de población en la provincia. La cifra de habitantes era en aquel momento de 500.200 tras haberse incrementado en 2.813 durante el ejercicio anterior, pero el inicio de la recesión provocó un cambio de tendencia al que León no ha conseguido sobreponerse. Es con diferencia la provincia que más población pierde en la comunidad y la octava del país por detrás de Madrid, Barcelona, Valencia, Asturias, Vizcaya, Zaragoza y Córdoba.

De esta manera, León acapara más de un tercio de la sangría demográfica de la autonomía –un 36,6% concretamente– y casi un 5% de la pérdida de habitantes que sufre el conjunto del país.

Concretamente, la población de Castilla y León se situó en 2.381.281 personas a comienzos de 2021 después de haber perdido 13.637 a lo largo del año del Covid-19, lo que supone un descenso interanual del 0,57%, de acuerdo al avance provisional del padrón publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En cuanto a las provincias de la comunidad, la población de Ávila creció durante 2020 en 254 personas, un 0,16%, hasta las 157.918. Por el contrario, disminuyó en el resto, si bien los mayores descensos absolutos se dieron en León, con 5.003 personas menos, Salamanca, con 2.311 personas menos y Zamora, con 1.868 menos. Le siguieron Burgos con 1,707 personas menos, Valladolid, con 1,465 menos, Soria, con 226 menos y, por último, Segovia, con 56 menos.

Además, el mayor descenso porcentual correspondió a León y Zamora, con un 1,1% menos, seguida de Palencia, con un 0,78% menos; Salamanca, con un 0,7% menos; Burgos, con un 0,48% menos; Valladolid, con un 0,28% menos; Soria, con un 0,25% menos, y Segovia, con un 0,04% menos.

De esta forma, la provincia más poblada es Valladolid con 519.184 personas empadronadas a 1 de enero de 2021, seguida de León con 451.436; Burgos, con 355.943; Salamanca, con 326.934; Palencia, con 159.066; Zamora, con 168.720; Ávila, con 157.918; Segovia, con 153.422, y Soria, con 88.658.

Con estos datos sobre la mesa, cabe mencionar también que las provincias de la región leonesa acaparan un 67% de la pérdida de población de la comunidad (9.182 habitantes menos entre León, Zamora y Salamanca), mientras que la castellana habría representado un tercio de la sangría demográfica.

Mientras, el total de personas que estaban inscritas en el padrón del conjunto de España el pasado 1 de enero es de 47.344.649, lo que representa una disminución de 106.146 personas y un 0,2% durante el último año.

Es preciso resaltar que el pasado fue el primer año en que la población total de nuestro país inscrita en el padrón se redujo después de cuatro consecutivos de crecimiento. En este sentido, la cifra de españoles baja de los 42 millones, cifra que se habían alcanzado por primera vez a comienzos del pasado año.
Volver arriba
Newsletter