Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

León le da el último adiós al Hermano Tomás

León le da el último adiós al Hermano Tomás

DEPORTES IR

Imagen de vídeo
J. A. | 13/06/2019 A A
Imprimir
León le da el último adiós al Hermano Tomás
Balonmano La capilla del colegio Maristas San José acogió el funeral de una figura clave para el deporte leonés
León y el mundo del balonmano despidieron ayer por última vez a una figura clave para entender el arraigo de uno en otro a día de hoy. La capilla de Maristas San José, el lugar en el que durante más de 60 años fue docente y entrenó a centenares de chavales que iniciaban sus vidas deportivas con el balonmano como deporte, fue el escenario en el que tuvo lugar el funeral del hermano Tomás.

Tanto el miércoles por la tarde como durante todo el jueves hasta la misma hora del funeral, por la capilla ardiente situada en el mismo lugar desfilaron muchos de esos alumnos que pasaron por sus manos y que le recuerdan como parte importante de su formación no solo deportiva, sino también personal.

Pero sin duda fue durante el funeral el momento en el que más personas se reunieron para dar el último adiós al religioso, con muchas caras conocidas del mundo del balonmano entre ellos que no se quisieron perder esta oportunidad de tener un último recuerdo con él.

Jugadores que forman ahora parte de la élite y comenzaron sus carreras a su lado como Juanín García, Rodrigo Pérez o Juan Castro junto a otros que le conocieron muy de cerca en su vinculación con el Ademar como José Mario Carrillo o Diego Piñeiro, acudieron a Maristas para estar presentes en el funeral.

Así mismo, el club al que dedicó buena parte de su tiempo y al que nutrió con muchos jugadores durante años, el Ademar, estuvo también presente en representación del técnico Manolo Cadenas así como de la Junta Directiva liderada por Cayetano Franco, presidente de la entidad. Miembros de otras directivas anteriores como Carlos Pollán no faltaron tampoco a quien sin duda fue un nexo de unión para el ademarismo a lo largo de su historia.

Del mismo modo, las instituciones también estuvieron representadas en el funeral. El alcalde en funciones, Antonio Silván, así como el diputado de Deportes, Emilio Orejas, acudieron a dar el último adiós a un asturiano con corazón leonés y que durante mucho tiempo será recordado en el mundo del deporte con un legado eterno, el de contagiar la pasión por el balonmano.
Volver arriba
Newsletter