Publicidad
León invisible

León invisible

OPINIóN IR

14/01/2016 A A
Imprimir
León invisible
En estos días distintas ciudades presentan sus propuestas en Madrid para captar fondos a fin de realizar un plan estratégico. Dichos planes han de girar en torno al desarrollo urbano sostenible (Estrategias Dusi). León presenta su documento propuesta denominado León XXI21.

Una vez leído el documento puedo llegar a algunas conclusiones. En las cuestiones de detalle está bien. Posteriormente habrá que desarrollar cada línea de trabajo, pero los fundamentos parecen adecuados. Sin embargo globalmente se percibe que el documento se vuelca en cuestiones de funcionamiento interno de la ciudad y esto lo hace incompleto.

Uno de los problemas graves que está sufriendo la urbe leonesa es su ausencia en los ámbitos nacional e internacional. Si una ciudad quiere alcanzar proyección y relevancia, ha de tener presencia en lugares lejanos. León cuenta con una relevancia inferior a su dimensión. Más allá de analizar las causas hay que pedir que el ayuntamiento destine un grupo de personas y recursos económicos a ese fin: proyectar la imagen de la ciudad en el exterior. Esa estrategia requiere más talento y trabajo que recursos económicos. El ayuntamiento cuenta con numeroso personal para desarrollarla. Además los políticos han de pensar que, si la ciudad se proyecta fuera, también ellos lo hacen. Al margen de ambiciones personales, que son legítimas, es necesario que tengamos políticos comprometidos y con proyección exterior. La presencia de la ciudad en ámbitos amplios y disponer de políticos orihundos de relevancia son cuestiones que van parejas.

Por otra parte, hemos visto que los datos de población en la ciudad de León son malos, con una pérdida el último año que deja a esta ciudad en los 127.000 habitantes. Recordemos que llegó a superar los 140.000 en algún momento. El dato es aún peor si se tiene en cuenta que el área metropolitana también pierde población por primera vez desde que hay registros estadísticos. Si León quiere revertir esa situación no lo puede hacer solo con los recursos endógenos. Está claro que la ciudad se encuentra desvitalizada en este momento histórico. La única posibilidad de reacción exige complementar los recursos de la propia ciudad con otros llegados de fuera. Para eso es imprescindible que el ayuntamiento proyecte a la ciudad y a sus políticos hacia el exterior.

En definitiva, en paralelo con el plan estratégico León XXI21, la institución municipal debería redactar y aplicar una estrategia para la proyección de la ciudad en el exterior. Sería una de las acciones más rentables del mandato.
Volver arriba
Newsletter