Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

León, hasta la bandera

León, hasta la bandera

ACTUALIDAD IR

La Plaza Mayor abarrotada de público para presenciar El Encuentro. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen La Plaza Mayor abarrotada de público para presenciar El Encuentro. | MAURICIO PEÑA
Rosa Álvarez | 12/04/2019 A A
Imprimir
León, hasta la bandera
Semana Santa 2019 Las previsiones son "muy buenas", con una ocupación del cien por cien de jueves a sábado y que ha mejorado en los días previos
Es habitualmente una de las épocas del año más potentes de cara al turismo. Los profesionales del sector esperan durante todo el ejercicio fechas como las de la Semana Santa para recibir el impulso esperado a sus negocios. Las expectativas son altas, pero rara vez se ven defraudadas. El presidente de la Unión Hotelera de León y director de los hoteles Conde Luna y Alfonso V de la capital, Manuel García, confirma que la de este año no será una excepción. La semana de Pasión será «muy buena». Una afirmación que sustenta en datos como que el jueves y el viernes la ocupación será del cien por cien, el sábado estará entre el 95 y el 98 por ciento o que en los últimos días se han ido «adornando» fechas que son frecuentemente algo más complicadas, como el martes o el miércoles, en los que en esta ocasión se espera la llegada de más gente que en anteriores.

La Semana Santa es habitualmente una de las épocas del año más fuertes de cara al turismo Para García, el tiempo, la climatología, es un factor muy importante y que condiciona en muchos casos las decisiones de los viajeros. No obstante, confió en que las posibles cancelaciones en el caso de que llueva sean mínimas «de entre un 10 y un 15 por ciento» y que incluso podrían verse compensadas por las reservas también de último minuto, que siempre llegan. Los indecisos o los que esperan hasta el último momento pensando en conseguir una rebaja en el precio son pocos y lo habitual es que las reservas –sabiendo que las plazas cuando más se acercan los días claves son difíciles de encontrar– se hagan con bastante antelación. «Hay gente que es muy previsora y que siete, ocho o nueve meses antes ya tiene su reserva», subraya. En su caso en particular asegura que «a principios de año o finales del pasado ya teníamos alrededor del 40 por ciento de las reservas de Semana Santa hechas».

El presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Provincia de León (AEHYT), Martín Méndez, comparte la previsión del presidente de la Unión Hotelera de León. Para Méndez, la Semana Santa también será buena para el sector hostelero, entre otras cosas porque «no hay motivos para esperar un comportamiento diferente» ya que, según comenta, «León se ha convertido en un destino recurrente, en una zona que gusta, que tiene una gastronomía que tira y que cuenta con un sistema de alterne, de cultura de bares, que anima al turismo». A esto se suma –continúa– que se trata de una ciudad «cómoda, segura y con opciones para todos los gustos y para todos los bolsillos». Un éxito al que considera que han contribuido las campañas de publicidad que se han venido realizando de la ciudad y el hecho, por ejemplo, de que haya sido capital española de la gastronomía. En suma se ha conseguido, según Méndez, que León se esté llenando ya «los fines de semana de todo el año». Así, si se tiene en cuenta que la Semana Santa suele ser si no la mejor, una de las mejores épocas del año para el turismo y el sector, todo apunta en este al lleno, a un León hasta la bandera.

Las expectativas para estas fechas son altas, pero rara vez se ven defraudadas El presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Provincia de León reconoció también que la climatología si es adversa influye negativamente en la caja de los negocios. No obstante, «la gente que viene de fuera no se va a quedar encerrada en el hotel, y sale y consume», con lo que el efecto se mitiga en cierto modo. En todo caso, confirma que los días ‘grandes’, del jueves 18 al domingo 21, en el sector hostelero los tienen «garantizados», siendo los previos en los que podría residir alguna «duda», los que podrían alterar la balanza. Además, reconoce que la Semana Santa beneficia en mayor medida a los establecimientos ubicados en el casco antiguo, en el recorrido de las procesiones, que es donde suele haber un movimiento mayor, y menos a aquellos más apartados del centro, que pueden quedarse algo más vacíos.

Para la capital y la provincia

La semana de Pasión no traerá beneficios únicamente para la capital leonesa y sus efectos positivos también se notarán en el resto de la provincia. El secretario de la Asociación Leonesa de Empresarios de Turismo Rural (Aletur), Jesús del Río, hace constar también sus buenas sensaciones de cara a estos días de fiesta. «Para el jueves, viernes y el sábado no hay una plaza libre en toda la provincia en aquellos establecimientos que forman parte de la Asociación». El miércoles, por su parte, la ocupación rondará el 75 por ciento y confió en que se pueda aumentar un poco más con aquellas reservas que llegan a última hora. Será el domingo cuando se vacíen estos establecimientos y cuando sus propietarios comiencen, según indica, a mirar hacia adelante, «a esperar al puente del 1 de mayo, que confiamos en que venga un poco movido y la gente aproveche para pasar en los establecimientos rurales de León alguna noche más».

Aunque se registran reservas de última hora, lo normal es que se hagan con meses de antelación Jesús del Río añade que habitualmente en el calendario hay un puñado de fechas clave, entre las que se encuentra la Semana Santa, los puentes o el verano en las que «sin hacer nada extra para conseguir huéspedes, la demanda es enorme y las casas y hoteles rurales se llenan». Lo complicado no es , por lo tanto, que la Semana Santa acabe en lleno, sino «conseguir una buena ocupación el resto del tiempo, entre semana o los fines de semana de meses como enero o febrero» que son habitualmente los más flojos. No obstante, no quiso restar importancia al tirón de esta Semana Santa en particular y dijo que desde la Asociación Leonesa de Empresarios de Turismo Rural la esperan «especialmente contentos».

Respecto a la posibilidad de que el mal tiempo pueda influir en el turismo que elige la provincia durante estos días, Jesús del Río considera que en el caso de darse, es mínima. «El cliente que tiene una reserva hecha no la va a cancelar porque llueva o haga mal tiempo. Lo habitual es que se ejecute la reserva», dice. Reservas que, además, les llegan con una antelación amplia, «generalmente incluso de un año para otro», más todavía en fechas como la Semana de Pasión, que incluye más días que un fin de semana o puente, y que por lo tanto atrae no ya solo a clientes de comunidades autónomas próximas, sino también a gente de más lejos que no puede plantearse viajar a León si no es para pasar aquí una «estancia media», que no les compensa venir si no es «para cuatro o cinco días».
Volver arriba
Newsletter